El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Últimas Noticias

Liga local 14/09/1811

“No pensé que se iba a dar tan rápido”

Rancagua goleó 4 a 1 a Alem el miércoles por la noche en cancha de Juventud, y se consagró campeón de la Primera B de la liga pergaminense. En diálogo con La Gloria o Devoto, el autor del primer tanto del partido, Alfio Silba, confesó que fueron optimistas con el triunfo, aunque nunca imaginó ir ganando 3 a 0 en 33´. Igualmente, el delantero valoró al rival, que también logró el ascenso, y ya piensa en el año próximo. 

Los dos ascendieron y dieron sus respectivas vueltas olímpicas al ganar cada una de sus zonas. Sin embargo, la liga les puso en juego la Copa del campeón de la Primera B, y Rancagua se la adjudicó ante Alem con un 4 a 1 categórico este miércoles en cancha de Juventud: “No pensé que se iba a dar tan rápido y menos en una final, pero creo que es porque llegábamos distendidos, con el objetivo cumplido, que es el ascenso, al igual que Alem, y por suerte convertimos rápido”, contó Alfio Silba, delantero del ganador.

En 33´ del primer período, los de Miguel Scarfó casi que liquidaron el pleito, ya que se colocaron 3 a 0 arriba en el marcador. No obstante, en el descanso se juramentaron no relajarse: “En el vestuario dijimos que Alem no se iba a rendir, que había que tener cuidado, pero bueno, nos descuentan sobre el final y Jonhy (Ferreyra) aparece y golpea justo y se logra el objetivo de ser campeón”, aseguró el autor del tanto inicial a los 5´.

Fuera del título, haciendo un balance de la temporada, Silba confesó que el haber armado un equipazo los presionó durante todo el campeonato: “La mochila la teníamos. A la mayoría ya los conocía de Unión de Carabelas y se armó un grupo importantísimo, con grandes jugadores, y sabíamos que había que pelear. Que de no ser campeones o ascendidos las críticas iban a llegar. Por suerte logramos el objetivo y le dimos una alegría a la gente de Rancagua que tanto nos bancó”, tiró.

Consultado sobre el momento clave en  el que sintieron que serían campeones, el ex delantero de Ocampo fue sincero: “No hubo un partido bisagra, sino que íbamos partido a partido. No hubo uno que nos cambiara el chip, sí la bronca del partido de ida con Arroyo Dulce, que por suerte en la vuelta pudimos ganar y ascender en la cancha de ellos”, manifestó.

Pasada la algarabía, ante la pregunta sobre su continuidad en el Argentino para jugar en el 2019 en la A, Alfio le metió gambeta: “No sabría decirlo. Ahora es momento de disfrutar y después lo hablaremos con la dirigencia y con ´Mili´ seguramente”, cerró.