El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Últimas Noticias

Pergaminenses 25/03/2020

“Se vive con miedo”

El pergaminense, Mauro Nannini, reside hace más de 14 años en Italia, y desde el Viejo Continente relató en La Gloria o Devoto cómo son los días en aquella parte del mundo conviviendo con el Coronavirus. El ex delantero de Douglas y Juventud, que se recibió recientemente de Médico, contó su vida en Como, ciudad en la que habita junto a su señora, y donde respeta a rajatabla la cuarentena. Sin embargo, el hijo del “Gringo” siente impotencia por no poder ayudar en los centros sanitarios ya que aún no posee la convalidación de la matrícula y le negaron prestar servicios. Igualmente, aconseja a los argentinos seguir las recomendaciones para no lamentarse a futuro. 

Mauro Nannini desembarcó en Europa hace tiempo y hoy hace un balance desde su llegada: “Hace un poquito más de 14 años, junto con Macagno (Cristian) en el 2006”, empezó, y mencionó su trayectoria futbolística: “Jugué 2 años en Manuel Ocampo. Como Comunicaciones no tenía equipo de inferiores jugué en Ocampo, me fui a Newell's y después fui a Douglas. Cuando decido irme a estudiar a Rosario hago contacto con la Liga Casildense y jugué 2 años en clubes de ahí. Después surgió hacer la segunda rueda del Argentino A en Juventud y a fin de ese campeonato me vine a Italia y dejé la carrera a la mitad, también por contacto que tenía acá”.

El pergaminense de 39 abriles reside en Como, a 50 kilómetros de Milán: “La ciudad es preciosa, de muchas personalidades conocidas del deporte, del espectáculo, y vivo con mi señora hace 8 años. Con este tema de la pandemia estamos cerca del foco y si bien estamos cerca de Lombardía, acá no es tan grave pero sí es muy complicado con todo esto de la cuarentena obligatoria”, remarcó.

Sin embargo, en el 2019 el ex delantero visitó sus pagos esporádicamente, ya que realizó la residencia en el Hospital San José: “El último año de Medicina es práctica y decidí hacerlo en mi ciudad. Cuando terminé me vine con el título para acá y me ofrecí para trabajar, pero sin la matriculación en el Colegio aquí en Italia no puedo ejercer la profesión”, indicó.

Por su condición de flamante doctor, Nannini se postuló con el objetivo de colaborar en el sistema sanitario de aquél país: “Siendo un médico recién recibido sería una ayuda logística a los médicos que tienen que descansar, pero siendo una emergencia me da un poco de impotencia no poder ayudar. Se necesitaban médicos urgentes en varias zonas y me inscribí y no podía. Por suerte se inscribieron varios médicos y muchos argentinos y han elegido los más capaces para el área de terapia intensiva que es donde más se necesita”, aseguró.

La pandemia arribó con anterioridad a aquellas tierras, y en la actualidad lo padecen diferente: “En este momento se vive con miedo y se pasó una etapa de subestimación, que es más o menos dónde está ahora Argentina, y de ahí se pasó a una etapa de miedo total y adherencia muy estricta a la cuarentena. Se nota que no anda nadie y uno puede salir a comprar algo para comer o la farmacia y el miedo lleva a que la gente se adhiera a rajatabla por la cuarentena y se impusieron multas para quien no la cumpla, con multas de 4000 euros y para evitar reuniones aisladas implementaron esta medida”, expresó el hijo del “Gringo”.

Quien vistiera también los colores de Belgrano de Arequito, detalló cómo pasa el tiempo en su casa: “Con mi hermana y mi papá hay permanente contacto. Ahora estoy convalidando el título y me piden algunas materias, por eso aprovecho a refrescar algunas cosas pero agradeciendo que estamos con salud y pensar que pronto esto va a pasar”, se sinceró, y acto seguido aconsejó: “Al estar en contacto con la familia y los amigos, la recomendación es que no subestimen como acá en Europa y es mejor pecar por excesos y evitar contacto. Lo mejor que puede pasar es estar aislados 15-20 días o un mes. Es triste ver cómo muere gente sola, la incertidumbre, y les podemos decir que se cuiden y lo máximo es estar un mes en casa, donde se pueden retomar hábitos, lecturas. Háganlo con conciencia porque la contraparte puede ser muy triste”.

En el cierre, Mauro confesó sus intenciones para el futuro: “Con mi señora queremos radicarnos acá y queremos estar acá, donde nos ganamos mucho aprecio y nos gusta mucho el lugar. La idea es quedarnos acá, asentarnos, empezar a trabajar y desarrollarme en esta profesión”, concluyó. 

Mauro con los pantalones cortos. Ya se retiró de la actividad, y ahora arranca de médico (Fotos: Mauro Nannini).