El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Últimas Noticias

Douglas 10/07/2020

“Douglas es un gigante dormido, hay que despertarlo”

Otros de los candidatos a transformarse en DT del rojinegro cuando se reinicie la actividad en el Federal A es Fabián Biazotti, que al igual que Lencina y Nasta, dialogó con La Gloria o Devoto y se refirió a la chance de calzarse el buzo. El “Bochón”, que fue ayudante de campo de Omar Jorge en el ascenso del 2012, confesó por qué nunca se puso la camiseta del “Milan de Pergamino”, y también repasó su trayectoria en el fútbol. Pero además, el ex Ferro, Central y Estudiantes de La Plata habló de la posibilidad, en caso no ser elegido como entrenador, asumir el desafío de director deportivo, una función por la que se mostró interesado. 

Fabián Biazotti es uno de los pergaminenses que más partidos disputó en Primera División, luego un recorrido en el exterior, otro tanto en el ascenso y hasta un paso por las selecciones juveniles de la Argentina. Sin embargo, al delantero le quedó la cuenta pendiente de jugar en Douglas: “Tuve la suerte de irme a los 14 años a Ferro y estuve 10 años y después estando afuera te va llevando a estar por otros clubes. No me acuerdo qué año, pero tuve la posibilidad de entrenar con el plantel, cuando estaba Omar (Jorge) y estuve a punto de arreglar. Él optó por otros jugadores, y me fui a San Martin de Tucumán, año 2000-2001”, recordó, y agregó que en épocas de Nacional B tampoco fue convocado: “Nunca tuve ningún llamado del club. Capaz que en ese momento estaba afuera. Estuve en China, Chile, México, Bolivia. No tuve ningún llamado nunca, salvo cuando fui con Omar como ayudante de campo. Yo me retiré en el 2005 en Sportivo Italiano con ´fito` Della Pica”.

Los rumores lo señalan como uno de los candidatos a ponerse el buzo de DT del rojinegro, una vez que se reanude la actividad en el Federal A tras el parate por la pandemia del coronavirus: “Uno siempre tiene las ganas, más cuando uno fue jugador de fútbol, más cuando le gusta esto, se informa. Nunca se me fueron esas ganas, sí aprendí muchísimo con Omar y después estuve en La Florida de Tucumán y en Central Norte. La primera experiencia fue en Guillermo Brown, con Diego Levato como jugador. Si está la posibilidad, obvio que quiero estar. Hoy por hoy no tuve ningún llamado, me entero por los periodistas o amigos. A uno le encantaría, hay que ver qué es lo que quieren, a qué apuntan, y qué piensan, se pueden trabajar. En estos días escuché las notas con Marcos (Lencina) y con el ´Flaco` (Nasta). Está bueno apostar a la gente de Pergamino, ellos tienen la ventaja que ya estuvieron como jugador y tienen su línea de trabajo. Con el tiempo que hay se puede hacer algo bueno. No digo que lo pasado haya sido malo pero si se puede cambiar, o apostar a la gente joven y me pusieron a mí por edad uno está esperando e informándose de día a día”, aseguró el “Bochón”.

Haciendo un repaso de su carrera, en la que vistió los colores de Rosario Central y Estudiantes de La Plata, Biazotti deja en claro que la institución que lo formó como persona fue el verde de Caballito: “Uno con la trayectoria que tuvo, al haber arrancado de raíz en Ferro me ha dejado muchos compañeros. Siempre apuntás a 2 amigos que tenés diálogo continuamente, y nunca dejé de tener diálogo con Ferro. Y lo más lindo de esto es que hoy a los 50 años, compartir cosas con gente que has vivido en 7-8 en pensiones con cosas que hoy los chicos no la pasan, porque la tecnología hoy da otras cosas que a nosotros no. Se valora lo mínimo, que nos inculcaba Carlos Timoteo Griguol. El ´Senior` me da la posibilidad de encontrarme con gente que hacía mucho que no veía, uno se relaciona y va viendo información todos los días y esto es lo más lindo”, indicó.

Más allá de no estar en el ruedo en la actualidad, el ex San Martín y Atlético Tucumán muestra sus deseos de dirigir: “Tengo la suerte de haber compartido un cuerpo técnico con Omar, que me dio enseñanzas, aprendí muchísimo y logré un ascenso, que fue algo muy importante para nosotros, el club y la ciudad. Sigo trabajando, pensando, aprendiendo, intentando, y uno tiene su idea de trabajo y está bueno que le den prioridad a la gente de Pergamino porque está el lugar para hacerlo y ojalá uno pueda sanar sus ideas para lograr lo que pretende la dirigencia. Hoy dan los días, dan los tiempos, para hacer algo nuevo y aprovechar a la gente con pasado profesional. Douglas es un gigante dormido que hay que despertarlo con algo, y la gente joven lo puede despertar y puede ser más grande todavía”, manifestó.

Para el también empresario gastronómico, la clave del éxito de un club está en un lugar: “Cuando ascendimos, con Crucero teníamos 10 jugadores de Pergamino en el campo de juego. El trabajo estaba, le metimos mucho trabajo de cancha. Te queda un sabor más lindo cuando ascendiste con tu club, con tu ciudad, con chicos de Pergamino. Tuve la base de haber estado en Ferro con Griguol y siempre es importante el trabajo de inferiores. A veces hay números que no se pueden manejar, pero hay que apostar a las inferiores porque es lo más lindo. No sé cuánto hace que Douglas no puede vender un jugador, y hoy es el día que se pueden hacer un montón de cosas, habría que apostar y todos tiremos para el mismo lado”, sostuvo.

Acerca de su ideología, el campeón de la Conmebol 1995 con el “Canalla” fue preciso: “Uno con el pizarrón es el mejor técnico del mundo. Todo depende de los jugadores que tengas, de la predisposición de cada uno, de lo que vos quieras hacer, todo eso va a llevar a lo que vos querés. Yo no sé los jugadores que puedo llegar a tener, todo pasa por el resultado. Lo más importante de esto es tener una buena organización, un buen trabajo, llevarlo a cabo, hacerle entender a los jugadores que es lo que querés con pocas palabras, el fútbol ya está inventado. El sistema varía y cambia a los jugadores que vos tenés. Si podés defender con 3, lo hacés, querés atacar, lo hacés. Hacer un buen papel para que uno pueda obtener resultados porque uno trabaja más tranquilo y tenés ideas para hacer y cosas para corregir. Depende de los jugadores que tengas y se pueda llevar a cabo”, tiró.

En el final, Fabián dejó abierta otra opción. Si no es nombrado entrenador, le seduce la idea de estar en el “Milan de Pergamino” desde otro sector: “Me gustan los desafíos, me gustan las ganas de ser técnico porque lo he hecho, pero todo va a depender de lo que quieran los dirigentes. Hoy la pelota la tienen los dirigentes, saber a qué quieren apostar. También me seduce ser director deportivo o manager, ser la cara visible del presidente, sacarle algunos problemas y tratar de solucionarlo uno, ver jugadores, participar, viajar, hacer una línea de trabajo para que el club pueda crecer más todavía. La responsabilidad es la misma o más porque contratar jugadores es una tarea fina. Obvio que me gustaría ser técnico porque lo he practicado y va a depender del gusto que quieran tener los dirigentes si me llaman”, concluyó.