El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Últimas Noticias

Douglas 06/08/2020

“Para un conformista estuvo bien”

Desde su Oliva natal, Esteban López charló con La Gloria o Devoto y realizó un balance de lo que fue el último campeonato de Douglas en el Federal A, que culminó con el equipo en la 7ma colocación. Para el “cordobés” fue un buen torneo en lo personal, ya que metió goles y fue varias veces figura, aunque confesó que se exhibió molesto cuando en el inicio de la pretemporada le trajeron innumerables refuerzos que lo hicieron arrancar de atrás. Además, el mediocampista ofensivo manifestó sus ganas de empezar a entrenar de inmediato y mostró su deseo de pegar un salto de categoría. También confirmó la deuda que pesa sobre el plantel y contó que le pagaron sólo algunos días de marzo. 

Por la pandemia del Coronavirus, la temporada 2019/20 del Federal A finalizó y Esteban López ya hace evaluaciones de su Douglas: “Sucedió que caímos en cuanto a juego. No fue factor externo, fuimos mermando. Las cosas salían, en lo particular he tenido un buen torneo, con goles, y el trajín de los partidos hacen que no consigas los resultados y eso te juega en contra y los resultados van mermando. Si venís de perder un partido a la semana la arrancás diferente, y hubo partidos que los merecimos ganar y lo perdimos por un segundo”, empezó la conversación.

Sin embargo, la historia no comenzó con el pie derecho para el cordobés, ya que luego de ser figura en el certamen anterior, en el que el rojinegro se salvó del descenso, el DT, Sergio Arias, lo relegó: “Me molestó porque arrancás la pretemporada con ganas y pum, limpieza. Estuve medio fastidioso, por ahí no me daban importancia y decía ´¿qué me faltó, qué me hace falta?`, pero he ido algunos partidos al banco y lo hablamos con ´Pelo` (Berdini), cambiamos el chip y terminé jugando pero me duró la bronca de haber ido al banco. Tenía hambre de jugar y no querés pasar 45 minutos en el banco, me veía entre los 11, no sé si con la 10 pero me veía entre los 11. El fastidio duró un tiempo pero ´Toti` me supo llevar y me brindó herramientas para pasar la situación”, indicó, y recordó un 3-1 de local ante el Cuervo salteño, como el instante en el que se sintió otra vez adentro del elenco principal: “Metí ese gol en un momento clave del partido y fue justo. Me sentía bien para jugar y a veces viajaba y ni entraba. Jugué la Reválida de titular y ahora viajaba y no entraba pero me dio la oportunidad de nuevo, rendí, con Central Norte fue un buen partido más allá del gol y dije ´no creo que me saque después de un gol`”.

En el armado del nuevo plantel, el entrenador mendocino contrató varios refuerzos en su posición, y en ese momento no le generó simpatía: “No sé si bronca pero que se genere ese hambre, decir ´yo tengo que estar ahí, y si me saca bueno, pero tengo que estar ahí`, sin menospreciar a ningún compañero. Si no tenés hambre no podés ser titular. Hay muchos jugadores que ese enojo o bronca lo tienen y les juega a favor y a otros les juega en contra. Yo no soy de enojarme pero adentro tengo hambre de jugar y las veces que me lo propuse lo pude hacer. El jugador que no tiene hambre no es jugador directamente”, confesó el mediocampista creativo.

El jugador se encuentra en su Oliva natal a partir del arranque de la cuarentena, aunque ya se vislumbra en el horizonte el regreso a las prácticas: “No podemos salir a correr ni nada y tengo ganas de estar con una pelota. Si vuelve el torneo mejor, pero uno está acostumbrado a entrenar y vos la sentís esas ganas de entrenar, cosa que en el patio de tu casa a veces disfrutás y a veces no. Nos sirve volver y entrenar ya”, se sinceró, y considera que por su juventud no le será complejo ponerse a punto: “Por ahí lo van a sentir un poco más los más grandes, a ellos le afecta un poco más. No es lo mismo un jugador joven que uno más grande que por ahí lo suple con la experiencia pero un jugador joven corre todo el tiempo.  Si el jugador grande se cuidó va a volver bien sino le va a costar un poquito la pretemporada para volver al 100”.

Acerca del tema sueldos, López no ocultó las deudas que el presidente, Leandro Moschetti, mantiene con los players: “Tuvimos compañeros que económicamente tuvieron que recurrir a otras cosas. Entendiendo la situación del club, me pongo en el lugar de ellos pero también en el lugar del compañero de tener que pedirle a tu viejo o hacer una changa. Es lamentable la situación pero siempre tuvimos una solución para poder lograr conseguir para las necesidades básicas”, tiró, y agregó: “Nos pagaron una parte de marzo y después nada más. Igual yo no llamo ni nada, no estoy necesitando y también me pongo en el lugar del club y por ahí otro compañero lo necesita de verdad. A mí particularmente me deben desde marzo los primeros días”.

Durante la charla, el canterano de 22 abriles se soltó y contó que tuvo una propuesta para emigrar a mitad de campeonato: “Hubo una oferta muy buena de afuera. Por las circunstancias que me rodean no se dio la posibilidad y quizás era un salto que me daba la chance a otras cosas. No se dio y por algo Dios lo quiso así, era una linda oportunidad”, expresó, y afirmó su intención de alguna vez marcharse: “Claramente es lo que quiero. Valoro lo que han hecho pero uno siempre busca crecer, un trabajador en la oficina busca un puesto más alto y el jugador también, pero queremos el salto y queremos llegar mucho más lejos. Uno siempre espera para la posibilidad”.

En el cierre, Esteban opinó de la performance del “Milan de Pergamino”, que tuvo uno de los presupuestos más alto de la divisional y culminó en la 7ma colocación: “Para un conformista estuvo bien, pero mirando los factores externos y los gastos económicos pudimos estar más arriba. Arrancamos muy bien y quizás hubo resultados que hicieron que mermáramos. Tuvimos confianza en algunas situaciones y resultados que no se dieron. Arrancamos  muy bien y fuimos mermando, no lo veíamos venir y nos tocó estar séptimo. Fue un torneo muy peleado en cuanto a puntos y tabla. El balance quizás es positivo pero desde el lado económico quizás fue malo. Arrancamos muy bien y jugamos 11 contra 11 y te juegan a ganar, positivo para nosotros pero negativo al ver la tabla”, concluyó.