El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Últimas Noticias

Douglas 31/10/20

“Trato que todo lo que esté en Douglas tenga continuidad”

A dos semanas de arrancar las prácticas con el rojinegro, el entrenador, Gabriel Nasta, hizo un balance de su experiencia en el club. El “Flaco”, charló con simpleza y claridad con La Gloria o Devoto, y contó las ideas y proyectos que piensa en el “Milan de Pergamino”. Para el ex jugador de Los Andes, es clave lograr potenciar a los jugadores, no sólo desde el aspecto deportivo, sino también en lo psicológico. Además, habló de refuerzos, amistosos, del torneo Federal A que se vislumbra y confesó cómo encontró la institución después de tantos años. 

Empezó hace dos semanas, y generó en el grupo y en sus pares del cuerpo técnico, amplia aceptación: “Lo que dice la regla general del fútbol, es que hay que ver las reglas de tolerancia, depende cómo lo llevás. Después ya lo que piensa cada uno o cómo se maneja excede al cuerpo técnico, al dirigente. Lo importante es cómo le brindás esa herramienta y cómo lo tratás, hasta ahí juega la parte humana y profesional. Si al jugador lo dejás fuera de los 18, viene el lunes y lo entrenás como si fuera el mejor del mundo para que tenga la posibilidad de potenciarse, después si el jugador no confía no hay ningún inconveniente. Son parámetros muy distintos, acá estamos hablando de un torneo que no va a ser de más de 3 meses como mucho, entonces va a ser más dinámico, distinto. Las formas de entrenamientos son diferentes. Arranca el partido, nadie tiene la razón, tiene la razón el que se lleva puesto al rival o el que queda afuera”, empezó la charla Gabriel Nasta, DT de Douglas, que regresó a la institución en la que estuvo en épocas de pantalones cortos: “Me encontré con un recambio generalizado. Cuando arrancan las temporadas siempre los ánimos son más altos, a nivel de la dirigencia, de allegados. Después empiezan los partidos y si los resultados son beneficiosos te potencian y si no te hacen caer pero me encontré en líneas generales, siempre sabiendo del momento y lugar, con mucha predisposición y con muchas ganas y eso es importantísimo. Es una etapa que para los entrenadores, los profes, y los médicos es una etapa atípica porque no terminás de armar el modelo. Los técnicos por ahí estamos fastidiosos porque no podemos armar el modelo y la parte física es importante, los profes tienen más tiempo. Hay que hacer las cosas coordinadas y hay un margen de error como en estas cosas. No hay un libreto específico, en un torneo normal hay estándares, ideologías, pero ningún torneo tuvo un parate de 8 meses. No es ´ hago como en esta liga, hago como en aquella`, porque no hay parámetros, entonces es como la vacuna, cada uno busca la vacuna y alguno la va a pegar. Es un torneo bastante raro en ese sentido”.

Con el calendario apremiando, el entrenador y sus colaboradores imprimieron en los días iniciales de prácticas una carga intensa a sus dirigidos, y hoy saca conclusiones: “Llevó su tiempo. Al principio no había apuro, pero ahora viendo la organización del torneo te das cuenta que es excesivo el apuro porque se sigue demorando y hasta por ahí es contraproducente porque te movés mucho tiempo antes y hay equipos que arrancan después y llegan peor. Es demasiado complejo, están los equipos armados que van a pelear el torneo, y estamos nosotros que estamos armando el equipo para hacernos fuertes”, aseguró.

Acerca del conjunto que va diagramando, el “Flaco” confesó que algunos lo sorprendieron para bien: “Sí, porque el día a día es fundamental y a la mayoría no los conocés personalmente y algunos ni siquiera eso. Vi un grupo muy predispuesto y con muchas ganas, después hay que ver hacia dónde direccionamos las ganas y el momento porque jugadores que no eran discutibles hace un año y ahora no superan el tema pandemia en buena forma y a lo mejor dejan de ser jugadores titulares. Hay que ver cómo evoluciona esto, lo ideal es empezar a tener variantes, todavía seguimos buscando porque si te dan la posibilidad de arrancar el torneo, indefectiblemente va a haber recambio porque hay covid en equipos profesionalizados, caso Agropecuario, que justamente habían hecho contacto a ver si podíamos hacer un amistoso y yo le agradecí porque no quiero hacer demasiados amistosos. Hay que hacer logística, viajar, y no se armó el equipo todavía. El contagio en otros planteles a nosotros nos podría perjudicar mucho, después si a nosotros se dan porque se tiene que dar porque los jugadores no viven en una burbuja, excede por la vida misma el contagio, el tema es por hacer amistoso, te arriesgás y podeés complicar peor el problema porque el rendimiento genera dudas. Prefiero que el grupo siga focalizado en entrenar, estar bien psicológicamente”, indicó, y agregó sobre más incorporaciones: “Hay que ir viendo, estas dos semanas son fundamentales. Hay otros tipos de cargas y recuperaciones de lesiones y otro tipo de rendimientos. En los puestos donde hay posibles dudas y los recambios no están consolidados, entonces se busca dentro del radar no es que hay una figura rutilante porque contrasta todo lo que hemos formado. Esta semana y la que viene van a ser fundamentales porque van a ser claves para el objetivo, para ver qué se necesita y ver qué opciones se necesita, más que nada recambios”.

En referencia a puestos puntuales, Nasta lo dejó en claro: “Cuando vos encarás un proceso sabés que es como el asado. Si vos prendiste el fuego y cae un amigo y quiere hacer otra cosa, la parte que elegiste ya contrasta con lo último. Se definió el proceso de una forma, un armado, no hay que salir demasiado de los carriles porque hay muchas cosas para organizar y nada te asegura nada. Se puede asegurar para otro tipo de situación, generar otro tipo d estructuras o de comodidades. Hay que analizar fríamente y no con el corazón o con las ganas”, señaló, y en cuanto a la posibilidad de cerrar la plantilla ahora o elegir alguno a principios del 2021, el coach posee su teoría: “Específico no es. Yo trato que todo lo que esté en Douglas, tenga continuidad. Si charlamos algo y el torneo es bueno y seguimos en la categoría, tenemos que tener una continuidad porque si no para el año que viene tenés que rearmar y te vas de presupuesto. Algunas incorporaciones no son sólo para este torneo sino para que sean parte del proceso del próximo, pero aun así te sorprenden y terminan estando. Depende de la política del club. Puede que haya jugadores de 20 años que no tenga nivel para Federal A, pero lo sumo a proyecto, lo voy testeando, y entonces lo me sirve si para el año que viene me sirven y por ahí termina teniendo participación aunque sea unos minutos, entonces es el jugador el que termina siendo importante”.

Una de las ideas del ex coordinador de Brown de Madryn, es contar con juveniles del ámbito local, aunque debe lidiar y hacerles entender del proceso de adaptación que deben cumplir: “Muchos por tener ganas te dicen que sí, pero en realidad no lo aceptan. Vos en el seguimiento de día a día te vas a dar cuenta si lo que dijo, que está ilusionado, con ganas o no, entonces en el entrenamiento elaborás estrategias para decir ´este jugador está`. No es que no le ponga fichas, también busco otras opciones. Hay chicos que tienen 16-17 años y tienen perfil que los padres lo van a llevar a estudiar, entonces con ese jugador no vas a poder contar. El margen de error está, el querer jugar es una decisión personal y no la podés cambiar”, tiró.

En las diferentes entrevistas que concede en los medios, quien ascendió con Los Andes en el 2000 siempre utiliza la palabra “potenciar”, como una meta a perseguir de su trabajo. Por eso explica que no se refiere únicamente a lo deportivo: “Todo, puesto, función, condiciones técnicas, físicas, y psicológica. En edad de menores tienen que estar orillando el barro, con la liga local, la zona amateur, jugadores que tienen edad de liga y están en el plantel supuestamente para potenciarse, si bajan no es colapsar la liga local y que esos jugadores tengan un rendimiento. Es un testeo y si vos estás bien, todo, tenés el test con un rival de la local, lo tenés que pasar, y no es romperla o ser el mejor porque hay veces que las cosas no salen, técnicamente ese día está mal con la pelota pero el tema es la predisposición, la entrega, cómo resolver la situación, si sos de tirar a más o tirar a menos y ahí empezás a tener el formato del jugador. Ahí vez su el jugador tiene predisposición y va para adelante, hay un margen de error pero el jugador quiere, en cambio hay algunos que bajan y desestiman y lo toman como que ni siquiera es un entrenamiento. No tiene sentido bajar jugadores que no colaboren en el crecimiento y no se autoayuden, empiezan a perder lugares arriba”, manifestó, y la amplió a lo organizativo: “Si, ya el club consiguió un kinesiólogo. Es una cobertura importante, el cuerpo médico con Fernando de Pedro ya tiene trabajo con algunos jugadores con molestias. Hablamos con los dirigentes para incorporar, no día a día, pero sí consultar la parte nutricional. Son cosas que para el fútbol hoy en día no sólo cuesta aceptar sino son complicaciones económicas de tiempo. La parte de psicólogo orientado a la parte deportiva para ver cosas que se escapan, que no se ven. Cuando hablo de potenciar también es eso, el jugador es el que decide, el que resuelve, pero cuando más herramientas le tirés para que esa resolución sea la mejor y después para que sea más dinámico, posiblemente quizás el rendimiento es mejor”.

Consultado de la inminente postergación del puntapié del campeonato, el DT de 50 abriles fue sincero en cómo les cae a los de San Nicolás 44: “Para bien, porque te da más tiempo para trabajar algunas cosas. Ya lo hablamos con los jugadores porque ese tipo de noticias te generan un bajón. El torneo va a arrancar, no sé la forma, a lo mejor en marzo-abril si no hay vacuna, el país ya está preparado para esto. No va a ser de un día para el otro la solución y vamos para un abril-mayo con las mismas condiciones, entonces el fútbol va a arrancar sí o sí porque no se puede estar tanto tiempo parado y no sé qué va a pasar con el inicio el año que viene”, expresó, y también se refirió a los amistosos: “Vamos a ir evaluando, preferentemente después de la semana que viene. Va en gustos de uno. Hay otros fundamentos que con el jugador se trata y que el fundamento que da el jugador para empezar y dar confianza. En cada determinación hay riesgos sanitarios y deportivos y hay obligaciones y responsabilidades. No tiene sentido que por un amistoso perdamos días y encima cercanos a la competencia entonces ahí es como que volveríamos a fases más atrás y nos complica a todos”.

En la despedida, Gabriel fue indagado de cuantas páginas de su manual de cabecera ya les inculcó a los players: “En cuanto a la actitud, las ganas, la motivación, el compañerismo, la prestación en cancha, muchas. Después hay que ver si el libro de Simeone se traslada al Simeone actual, que ya empieza a jugar más, hay que equilibrar todo. Las cosas que nombré, sale desde ahí”, concluyó.