El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Últimas Noticias

Douglas 23/02/21

“No hay que estar bajo cualquier costo”

Gabriel Nasta se despidió del mundo Douglas en La Gloria o Devoto. El ahora ex DT rojinegro, confesó en primera persona los motivos por los cuales renunció al cargo y enumeró las causas. No obstante, el “Flaco” se mostró súper agradecido con la institución por la oportunidad brindada, con los jugadores, su grupo de trabajo, y hasta con el presidente, Leandro Moschetti, a pesar de las diferencias de los últimos días. Además, el entrenador pergaminense reconoció el respeto de la gente, que apoyó o no estuvo de acuerdo en ciertos aspectos, y ahora aguarda por alguna oferta laboral para seguir en el ruedo. 

Tras su segunda práctica de pretemporada de cara al próximo Federal A, Gabriel Nasta pegó el portazo y renunció al cargo de DT del rojinegro: “El viernes a la mañana hablé con el presidente, le había manifestado que no iba a continuar. No soy una persona que genera caos ni situaciones que incomoden a terceros, menos jugadores y a gente que trabaja en el club. Ese día fui y trabajé normalmente. Quizás algunos se pensaron que había cambiado de parecer, pero la decisión estaba tomada. Lo único que no pude lograr fue despedirme de los jugadores porque era un sentimiento muy encontrado el que tenía, y entendía que los jugadores no tuvieron tiempo para saber la realidad y que empiecen las dudas. Yo fui jugador y si llegaba a un entrenamiento y el técnico me decía que no iba a estar más, el entrenamiento ya no tiene sentido y ya te genera dudas. Entonces prioricé que ellos entrenen tranquilos, opté por darles sábado y domingo y dejar que todo se desencadene. Yo la decisión ya la había tomado y se la había manifestado a la dirigencia. No era una negociación. Ya hubo tiempo para negociar, no todo pasa por lo económico, que en el mundo Douglas no es la principal traba porque siempre terminamos arreglando. El tema era de la formas, el plantel que uno quería contar, y hacia dónde proyectar, entonces si eso se encaminaba, estaba todo perfecto. Arrancamos y ya había sugerencias, alguna diferencia de criterios o imposiciones, entonces ¿para qué voy a arrancar un camino nuevo con pensamientos distintos? Aparte involucrás a mucha gente, los que laburan en el club día a día, las incorporaciones, los jugadores del club que quieren contrato por un año. Me fui para no generar ningún tipo de malestar”, arrancó el protagonista, que amplió: “En toda etapa del club, esos sinónimos están. Lo que no tiene sentido son las imposiciones, porque sugerencias siempre hay en todo ámbito de la vida, siempre que sea charlable o debatible, el tema es cuando pase a otra cosa. No es para generar ninguna polémica, sino para generar una realidad y por qué uno tomas las decisiones”.

Sobre la situación puntual que desencadenó en su ida, el “Flaco” no tuvo reparos en dar detalles: “Cuando termina un proceso uno se junta con la dirigencia y pasa una lista de los jugadores que quiere contar y los que no, fundamentando y explicando los por qué. En base a eso se arman los planteles. En el caso de Pablo Mazza hasta hablé con él por teléfono, más allá que tengamos diferencias de criterios y pensamientos, fue expuesto todo. Le destaco la forma de manejarse de él para conmigo. Yo les expuse los por qué de que no lo quería contar, él los escuchó. Lo de Flores (Brian) era distinto, era un jugador que yo no lo quería contar y al proceder de traerlo de parte de la dirigencia, hay caminos que no estamos alineados. No tiene sentido iniciar una relación bajo esas características”, manifestó, y de la comunicación con el capitán, continuó: “Fue una charla deportiva donde le especifiqué las cosas que había que mejorar, las cosas que no me gustaron y lo que había que sostener. Es lo más lógico, sincero y humano. Es todo lindo pero después te manejás de otra forma. En eso bien claro, tranquilo y seguro de lo que he manifestado”.

Igualmente, el ahora ex entrenador del “Milan de Pergamino” considera que fue flexible con el titular de la entidad, y ante la consulta del “me banco uno pero dos no”, no la tiró afuera: “Y sí, porque aparte uno estaba proyectando otro tipo de cosas, con un plantel con un promedio de edad más bajo, que tenga otro tipo de dinámica en el día a día para entrenar. Quería un promedio de 22-23 años, y te agarra el 2022 donde ya va a haber descensos con un promedio muy bueno. Este año íbamos a tener otra metodología de entrenamiento, con casi 300 entrenamientos, jugadores que no habían tenido partidos en la categoría, con un promedio de 30 encuentros, y así íbamos a llegar, con pocos refuerzos, al 2022 a ser serios candidatos de pelear el ascenso. Si lo toman desde a mesa de café, seguramente piensan ´este es un bol… Este se queda afuera, no hay clubes porque todos tienen técnico, no hay fútbol prácticamente en la zona`. Entonces te quedás afuera de todo después de haber trabajado para estar. Pero estimo que no hay que estar bajo cualquier costo, y cuando hay cosas con las que uno no siente cómodo, es preferible expresarlo y dejarle la posibilidad a otro”, disparó, y confesó lo que ocurrió en las últimas horas con Moschetti, antes de irse: “Leandro ya sabía cuando le manifesté el por qué, que esto no tenía retorno. Si bien el otro grupo de dirigentes me haya hablado, quizás para ver si reveía, ya sabían. Creo que él me conoce bastante bien porque no me insistió para nada”.

Por eso, el “Flaco” no se arrepiente de la determinación: “Hice lo que tenía que haber hecho. En el momento que tomé las decisiones, de venir a Douglas, de encarar el proceso con cierta cantidad de jugadores, con el sistema de juego, las formas, siempre lo hice con convicción. Esa es la capacidad que tiene que tener un técnico. Yo no gestionaba para Nasta, gestionaba para Douglas, para que se meta otra vez en la pelea, que sea respetado. Si lo hacía en base a Nasta, quizás no llegábamos a nada. Ahora teníamos la posibilidad de iniciar un proceso, dejar muchos ´peros` de lado, y uno se hacía cargo de las decisiones. Cuando un técnico decide prescindir de un jugador, no hay muchas vueltas para dar”, indicó, y enseguida hizo un balance de su ciclo: “Cuando lo analizás en día o en tiempo, fue corto, muy corto. Pero en el día a día puedo asegurar que no te das cuenta. Fue largo, pero no porque hayamos sufrido, sino porque estuvimos metidos en algo que uno está agradecido. Más allá de esta diferencia de criterios con la dirigencia, estoy agradecido que me hayan dado la posibilidad, no solamente a mí sino a los jugadores. Se los dije en el inicio, que era la oportunidad que teníamos de demostrar que podíamos estar en el mundo Douglas y nos podíamos posicionar. Después hay gustos. El que le gusta atacar, el que le gusta tener más pelota, que es lo quedó en el debe. Pero es lo que teníamos que hacer para consolidar un equipo que no sufra sobresaltos y gane confianza. Estoy re agradecido también por el respeto con lo que me han tratado. Hubo que gestionar cosas día a día, y lo hemos hecho siempre positivamente, y lo más importante, pensando en Douglas. Y a la tranquilidad con la que se ha tratado el tema, porque nunca se buscó que sea algo agresivo. Es una realidad, las cartas están sobre la mesa”.

En referencia a un posible retorno en el futuro, Gabriel fue sincero: “El fútbol nunca te marca un camino. Es difícil el ´hasta luego`, porque Douglas tiene una forma difícil de ser que cuesta la vuelta. No lo tengo en el pensamiento, hoy por hoy sé que estoy afuera, que no tengo club, que no tengo laburo, que económicamente no tengo ingresos, pero de todas formas estoy re tranquilo, a la espera lo que pueda llegar a pasar. No estoy hablando de Douglas, porque los chicos que llegan, Fabián (Biazotti), Lucas (Defrancesco) y Luís (Bellezzuoli), que tuve una charla con él para que se quede tranquilo, que ojalá que laburen y lo procesen en base a las ganas y a la proyección, por eso soy muy respetuoso. Por eso soy muy agradecido a la gente de Pergamino, y no digo que lo que no apoyaron no sirven. Aquellos que se manifestaron a favor o en contra, o en el mismo torneo le disgustó algo, bienvenido sea, porque de eso se trata el fútbol. Si hubiese sido todo favorable o todo color de rosa, tampoco sirve. Porque si es todo a favor o todo en contra, es porque está directamente está direccionado, entonces lo más lógico es que haya libre pensamiento, y que en base a eso uno haya elegido lo mejor para Douglas”, señaló, y se despidió con palabras de gratitud: “Quiero agradecerles también al `Mono´ (Cantoni), al ´negro` Apesteguía, a Joaquín (Bas), el psicólogo, que fue una buena incorporación, a ´Semilla` (Giamarchi), a la gente del día a día, a Moyano (Matías), Armanino (Sergio), que son los que organizaban los viajes, y a Leo (Moschetti) también, porque más allá de la diferencia de pensamiento, me terminó dando una posibilidad, y por supuesto a los jugadores, a los que más hay que agradecer, inclusive a los que fueron declarados prescindibles porque todos fueron parte del día a día y pudimos generar que esto se realice. Y no me quiero olvidar de Juan Romero, que fue una persona que me ayudó mucho en estar adelantado a cuestiones de logística y deportivas”.