El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

noticias de la categoría: PRIMERA B NACIONAL > DOUGLAS HAIG

Douglas 10/01/201711

“Estoy al servicio del club, soy un soldado”

En medio de un clima enrarecido, Marcelo Apesteguía se hizo cargo de la preparación física de Douglas en el comienzo de la pretemporada, y en diálogo con La Gloria o Devoto el “Negro” detalló cómo se está llevando a cabo el trabajo más arduo desde el regreso del plantel a la actividad. Además, el DT de Los Pingüinos contó los pormenores del llamado que recibió por parte de integrantes de la Comisión Directiva del “Milan de Pergamino” el domingo por la tarde-noche, para que arranque los entrenamientos horas más tarde. También aclaró que en el primer partido oficial-ante Defensores de Villa Ramallo el viernes 19 por la Copa Argentina-, se verá un equipo duro y lento. 

Desde el lunes Douglas regresó a los trabajos, los cuales son efectuados en la parte atlética por Marcelo Apesteguía: “Esta semana la vamos a usar para hacer más fuerte la parte física que en lo específico de fútbol porque se nos acortaron los tiempos, no teníamos nada planificado. La idea es ponerlos bien, con una capacidad aeróbica y apuntarle la semana que viene al partido con Villa Ramallo (Defensores), por la Copa, por eso hoy fue el día más duro de la semana, y mañana empezamos a bajar las cargas. El grupo responde bien, a veces se quejan, pero responden”, explicó el profe.

Acerca del laburo que vienen realizando, el “Negro” fue más específico: “Hablando con los técnicos, y sabiendo que perdimos casi una semana a comparación del resto, prevalecimos ir levantando de a poco el volumen de intensidad de la parte aeróbica, para después bajar y llegar a la semana que viene con un trabajo más dinámico sin tanta carga con el objetivo de estar de la mejor manera al partido con Villa Ramallo, que como todos saben es un equipo difícil, muy dinámico y explosivo”, manifestó.

Más allá de esto, Apesteguía se refirió a la novela del verano en el rojinegro, en la que él estuvo en el medio y sin saber su destino tras el despido de Aimar: “Cuando me dijeron que se iba Jero pensé que iban a llamar a otro profe, después con todo esto que asumía un cuerpo técnico nuevo, que ya venía con su preparador físico, nunca me habían llamado para decirme si seguía o no, por eso estaba muy tranquilo, pero de repente el domingo a último momento me avisaron que me tenía que presentar, y como soy empleado del club, no pertenezco a ningún cuerpo técnico, solamente estoy a disposición para cuando me necesiten, y por eso les avisé que esta semana estoy porque tenía planificada unas vacaciones que no puedo suspender, y estamos buscando a alguien que me reemplace la semana siguiente, ya que me tomo 5 ó 6 días. Cuando vuelva veré si deciden que yo siga, si tendré que volver a mi lugar de segundo profe, no tengo problemas. Estoy al servicio del club, soy empleado, un soldado, siempre dispuesto para lo que me necesiten”, señaló.

En lo futbolístico, el también DT de Los Pingüinos aclaró con qué ritmo hallará el hincha a los players dentro del terreno: “En lo inmediato van a encontrar a un equipo no tan rápido, no tan potente, aunque sí con resistencia aeróbica. Será el primer partido de la temporada, por eso los jugadores no van a estar con ese timing de velocidad con pelota por una cuestión de tiempos, nada más. Se van a ver jugadores medio lentos, pesados, no sueltos, pero es el calendario que nos lleva a esto”, indicó.

En el cierre, Marcelo contó lo que le solicitó el entrenador, Sergio Giovagnoli: “Me pidió que quiere jugadores rápidos, fuertes, potentes, y con mucha capacidad aeróbica, porque es el juego actual de hoy en día en el fútbol, y mientras se pueda y estemos en este lugar, apuntaremos a eso”, concluyó.