El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

noticias de la categoría: FEDERAL A > DOUGLAS HAIG

Douglas 29/10/1811

Leguizamon solo

De la mano de un inspirado Luciano, Gimnasia de Concepción se llevó un empate de Pergamino ante Douglas y continúa en carrera en la zona. El rojinegro, que contó con el debut de Sergio Arias en el banco, mantiene su repertorio tanguero, con sentimiento de tristeza por no poder ganar en el torneo desde hace 6 fechas. En un partido chato y sin demasiada letra para analizar, el “Lobo” se puso arriba por un golazo del 10, pero cerca del final lo igualó Duma en los de “Toti”, que siguen rezagados en las posiciones. 

Irineo Leguisamo fue un afamado jockey de los años 20´, y en reconocimiento a su talento que lo convirtió en figura del Turf en la Argentina, el cantante Modesto Papavero, lo homenajeó con un tango que prosperó en la historia de la música popular.

Lejos de aquél espectacular jinete, Gimnasia de Esgrima de Concepción del Uruguay tiene a su prócer, y se llama Luciano Leguizamón, que con sus 36 abriles a cuestas, sigue dando que hablar en la categoría, y lidera a sus compañeros al protagonismo de la zona 2 de este Federal A.

Y para acá Douglas, que es sinónimo de ese estilo de melodía bien tradicional, de tristeza, añorando tiempos pasados y lamentando problemas actuales, que hoy lo exhiben cabizbajo en el campeonato, con 6 partidos sin gozar de la victoria, y sin alegrías ante su gente.

Fue un encuentro chato, deslucido, es la cruda realidad, pero el que quedó en deuda fue el rojinegro, que con el debut del nuevo DT, Sergio Arias, intentó a partir de una ideología harto distinta, ser el actor principal del juego, y salvo algunos pasajes esporádicos, casi nunca lo consiguió frente a un adversario que se movió bajo el ritmo de su número 10.

Es que “Toti” les inculcó a sus jugadores progresar en el terreno a través de la tenencia del balón, ser prolijos en la salida, no revolear la pelota a campo contrario, y mostrar agresividad de tres cuarto de cancha hacia adelante.

El plan es perfecto, sin embargo las pocas horas de trabajo para plasmarla, y el escaso conocimiento de los players, frustró aquello, y paulatinamente los del norte bonaerense se fueron sumergiendo en la monotonía y el repertorio de otras tardes.

El mediocampo local fue de puro fútbol y creación. Bastianini-alcanzó el límite de amarillas- y Lima conformaron un doble cinco claro y criterioso para distribuir y conducir, y en la siguiente línea de volantes, Zaninovic propuso atrevimiento en su sector aunque siempre resolvió de manera errónea las jugadas en las que llegó al fondo, mientras que Basán tiró los chispazos de su autoría, y Mazza estuvo impreciso y dedicado a correr oponentes.

Del lado del “Lobo”, se movió como pudo. Hizo en el día los 370 kilómetros que lo separan del Miguel Morales y en cierto momento del match eso se sintió, más en el primer período, donde también colaboró el calor reinante.

No obstante, la visita fue que el generó mediantes contras las llegadas más peligrosas, ya que a los 6´ Gonzalo Rodríguez obligó la estirada de Barucco en un tiro libre, en 14´ Vercellino probó con un derechazo que salió a centímetros del ángulo, con el reloj en 31´ disparó Leguizamón el arquero venadense tapó abajo, y en el rebote Perassi la mandó por encima del travesaño, en tanto que la última fue de Griego, que fue al ataque y resolvió con un centro rasante y potente que nadie logró soplarla.

En el complemento, el cotejo se fue pinchando aún más. Los del entrenador mendocino empujaron, ya sin ideas y apelando al amor propio y a las modificaciones, que consistieron en los ingresos de López y Duma en lugares de Zaninovic y Basán.

Igualmente, los entrerrianos supieron aguantarlo y administraron a la perfección sus fuerzas, esta vez gracias a la dinámica y el vértigo de los carrileros, Fornillo y Musico, que se tornaron imparables, sumado a la experiencia de Leguizamón.

En la parte final de la contienda, el “Milan de Pergamino” se dejó llevar por la desesperación y cedió espacios en defensa, al punto que a los 32´, en una obra maestra del contragolpe, González, que reemplazó a Perassi, tocó al medio a la entrada del ex Independiente que recibió sin pararla y la clavó arriba, inatajable para Barucco, y las cosas 1 a 0 en los de Norberto Acosta.

Empero, los dueños de casa marcharon en pos de la igualdad heridos en su orgullo, y la hallaron en la cantera del club. En 39´ el cordobés López definió mano a mano con Crusat, el golero le ahogó el grito, y ese despeje alto cayó en la cabeza de Duma, que la envió a la red y al 1 a 1 definitivo.

Se fue el compromiso, uno más que pasa y los de calle San Nicolás 44 no triunfan. Metros más allá, en el otro vestuario, el visitante se marchó conforme, cosechó una unidad fuera de su reducto y continúa en lo alto del grupo, bailando al compás del 2 por 4.

Síntesis:

Douglas: Barucco; Labbate, Pucheta, Sarulyte, Henry; Bastianini, Lima; Zaninovic, Basán, Mazza; y Girard. DT: Sergio Arias. Suplentes: Maza, Pezzi, Senegalles y Cabello.

Gimnasia ER: Crusat; López, Benítez, Bernay, Griego; G. Rodríguez, Vercellino; Fornillo, Leguizamón, Musico; y Perassi. DT: Norberto Acosta. Suplentes: Góngora, Torres, Medina y Rivero.

Cambios: Duma, López y Vranken, por Basán, Zaninovic y Labbate (DH). Piñón, González y Umpiérrez, por Vercellino, Perassi y Musico (G).

Amonestados: Pucheta, Bastianini y Mazza (DH). Bernay, Vercellino y Musico (G).

Goles: ST 32´ Leguizamón (G). 39´ Duma (DH).

Árbitro: Jonathan Correa, de Córdoba.

Cancha: Miguel Morales.

Agradecimientos: Hugo Marina y Matías Pascali. 

Douglas 1 Gimnasia 1