El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

noticias de la categoría: FEDERAL A

Douglas 21/03/201811

“Es la decisión más dura que me toca vivir”

Luego de haber jugado su partido despedida el domingo ante Atlético Paraná en el Miguel Morales, Diego Levato, el último gran ídolo de la institución, se marchó del rojinegro para siempre y lo revivió en una charla con La Gloria o Devoto. Sin embargo, el “León del medio” aclaró que no es su retiro del fútbol, sino que dejó abierta la chance de seguir jugando a pesar de sus 39 años. Además, el hermano de Mauricio se refirió las sensaciones del partido con el “Gato”, el motivo de la elección, y la explicación del tramo final que le tocó vivir en la institución de manera inmerecida. 

El domingo 18 de marzo de 2018 quedará en la historia de Diego Levato, por haber jugado en el Miguel Morales su partido final con la camiseta amada: “Desde la mañana estuve con un nudo en la garganta, fue un día emotivo, sabía que me iba a pasar eso. Después del partido recibiendo mensaje de gente ligada al fútbol, el cariño que por ahí uno fue cosechando en el trayecto, es muy gratificante”, explicó el jugador.

Más allá de la nostalgia por el hecho, el último gran ídolo del “Milan de Pergamino” explicó los motivos reales de la determinación: “No, yo las ganas las sigo sintiendo como el primer día, pero la hora del retiro es cuando realmente pasara lo que pasó en esto seis meses. No es justo que me quede un año más, no soy un pibe y estaba todo dado para que tome esta decisión. Sabía que en esto 6 meses no iba a jugar e iba a estar relegado y seguí con muchas ganas, pero se hizo todo muy difícil y jugué partidos en las condiciones que no quería. Pero gracias a Dios me pude despedir de la gente”, tiró.

Consultado sobre si padeció ser “el hermano de…”, en un transcurso del torneo donde tras el despido de Mauricio como DT enseguida él fue borrado por los siguientes cuerpos técnicos, el “León del medio” no lo negó: “No sé si por ser el hermano de Mauri, pero la decisión de sacarlo a él de técnico siguió con la freezada mía. No sé si todo viene de la mano pero se dio en el mismo momento. No hay rencor con eso ni con nadie, se dieron las cosas así, cada uno sabe lo que hizo y no me reprocho nada. Son decisiones que se toman y cada uno sabe por qué lo hizo”, manifestó.

Acerca de la inquietud de los hinchas, compañeros y allegados, Levato desterró toda posibilidad de arrepentimiento para continuar unos meses más en el rojinegro: “Ya está, no hay vuelta atrás. Casi siempre en las decisiones que tomo me cierro mucho, pero consulto a fondo con mi familia y sabiendo que es la decisión más dura que me toca vivir”, señaló.

En estos años, el volante central de 39 años recibió el agradecimiento a su labor por sus distintos clubes donde jugó, cuando visitó las canchas de Los Andes-lo esperaron familias enteras a la salida del vestuario-, Brown de Madryn-le colgaron una bandera- y Aldosivi de Mar del Plata-entrega de plaqueta inclusive-, sin embargo en su tierra el premio llegó recién en el cotejo despedida: “Cada uno sabe lo que hace. Yo no me pongo a pensar si hay buena o mala intención, yo me brindé por completo y nunca esperé nada de nadie. Vino el reconocimiento ahora, cuando se enteraron que me retiro. El pasado ya está, no hay problema en lo que pasó, no me quiero hacer la cabeza”, indicó.

Igualmente, el ex experimentado volante aclaró enérgicamente que no dejará definitivamente la actividad: “Este retiro es mi último partido en Douglas, pero no quiero decir que no voy a jugar nunca más al fútbol, eso de nunca más, no. Sabía que era el último partido en Douglas por el nivel que está jugando el equipo hoy, hay que estar de la mejor manera y creo que ya estaba terminada mi participación en el club”, añadió.

Ante la pregunta acerca de si estará presente en el match del viernes a las 21 en Sunchales frente a Libertad, el emblema fue explícito: “No sé. Hoy quiero terminar esto con mi último partido, compartir con el plantel, da gusto ir a entrenar. Mauri hizo mucho hincapié en el grupo, somos muy unidos más allá de las cosas externas que pasaron. Voy a disfrutar esta semana y no sé qué pasará más adelante”, aseguró.

En el cierre, Diego se refirió a la chance de jugar en el conjunto de Rubén Pérez en el certamen de la liga, y de paso contó la historia de hace unos meses cuando se rumoreó su ida allí: “Realmente no terminé hablando algo serio con el club, fue por arriba. Puede existir, si me pica el bichito puede ser. Argentino tira porque uno se inició ahí, pero puede ser en cualquier club”, concluyó.