El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

noticias de la categoría: FEDERAL A

Douglas 16/10/20

“Siempre sueño con más”

Fausto Fiol es la segunda incorporación de Douglas con vistas al próximo Federal A. En charla con La Gloria o Devoto, el “Flaco” no ocultó su alegría por la oportunidad que se le presenta, y se mostró con las ganas de arrancar ya a entrenar con el elenco de Gabriel Nasta. El ex Argentino y Juventud, hizo un repaso de su carrera en la que comenzó en inferiores de Rosario Central, contó la madurez que adquirió jugando los regionales, y detalló lo que puede aportarle al rojinegro, que tendrá un plantel íntegramente con jugadores de la ciudad. 

Pasado el mediodía de este jueves, Fausto Fiol le dio el sí a Douglas, y se convirtió en la segunda incorporación del equipo que se prepara para afrontar el próximo Federal A. Es por eso que desde ese momento, su teléfono no para de recibir saludos: “La gente que me rodea siempre supo que jugando la liga, jugando el Regional, lo que me he dedicado, cuidado y entrenado. Las felicitaciones fueron varias, pero sobre todo de gente muy cercana que me han felicitado y acompañado en esto porque saben lo que me ha costado. Es un lindo paso, estar acá es un lindo sueño y desde que me fui de mi casa a Rosario lo venía persiguiendo, casi lo tengo en mis manos. Después tengo que demostrar, pero creo que sí, un muy lindo paso en mi vida personal”, arrancó el protagonista.

La carrera del “Flaco” tuvo una etapa preponderante por las juveniles del “Canalla”, de donde marchó con el pase en su poder: “No me fui tan de chico. Acá jugué en Viajantes, pasé por Douglas unos años en inferiores y de ahí ya me fui a Central. Estaba de técnico Leo Fernández, que termina dirigiendo en Primera, e hice todos los últimos años de inferiores ahí hasta que me dejaron libre con edad de contrato hasta los 21”, recordó, y reconoció lo difícil que fue pasar el trago amargo: “Es muy duro sí, porque yo creo que todos los chicos de inferiores hacen esfuerzo y hacen mérito para estar, después por la capacidad de los clubes no se le puede hacer contrato a todos pero uno piensa que estaba para estar ahí, para seguir estando y por ahí eligen otro tipo de jugadores, otras características, por ahí depende de las urgencias que tenga el club y la verdad que es un golpe durísimo porque pasás de un ambiente de inferiores que te dan todo, y tenés que ir a una liga, un Regional, a un Federal B, como me fui en ese momento y volvés a un amateurismo en un 100%. Si bien en inferiores no te pagan, te brindan todo y eso es bastante duro, después está la capacidad de cada uno de seguir. Tampoco es que uno se queja de estas cosas pero son realidades que golpean y que cada vez se sigue cumpliendo años y no se llega a un club donde pueda firmar un contrato y cada vez la brecha se hace más chica, así que la posibilidad que se me da ahora es una alegría inmensa para mí y mi familia”.

A partir de ahí, para el espigado mediocampista el camino de los campeonatos nacionales se hizo un hábito, ya que empezó por San Nicolás y continuó en sus pagos: “Sí, jugué ese año que se hizo un Federal B inicial, optativo, no sé por qué, y fui a Belgrano. No fue de lo mejor que me pasó porque en la pretemporada tuve un golpe muy fuerte, un choque, y sentí todo ese Federal, no fue mi mejor año. Después gracias a Dios que Argentino me abrió las puertas sin conocerme porque yo ahí no tenía muchas ganas de seguir jugando y a ellos le tengo que agradecer”, indicó, y luego de varias temporadas allí, partió: “La brecha cada vez se hace más corta cuando uno sigue cumpliendo años y siempre está la liga, está pelando, jugando regionales. Tuve la suerte que Juventud se fijara en mí, me llamara y me hizo muy bien ir a Juventud, muy agradecido con la gente de ahí. La brecha era muy chica, por ahí a principio de año no lo imaginaba y después cuando pasó todo esto de la pandemia uno tiene que agradecer la gente que tiene cerca. Me acuerdo que me llamó mi primo Ignacio (Ozafrán) y me dijo que con toda esta situación que se generaba que no deje de entrenar porque los equipos del Federal A por ahí iban a apostar en jugadores de un poco más abajo. Me dijo ´metele, entrenate porque nunca sabés`. Yo me acuerdo que fue apenas arrancó la pandemia, me llamo por teléfono y me dijo ´no te dejes estar porque vos ya sabés`, así que ni bien arrancó el año no me lo esperaba. Después cuando se dieron todas estas situaciones a partir de la pandemia, acá en mi casa siempre me dijeron que no baje los brazos, que le siga metiendo. Agradecido por ellos pero no me lo esperaba”.

Para “venderse” al público, Fiol expuso sus características: “Lo que hago es la entrega, soy un jugador que se entrega al máximo. Después las cosas pueden salir bien o mal pero las características es más posicional, de recuperación, pero si me tengo que definir en una palabra es entrega porque es lo que sé hacer. Yo no espero tampoco porque hay cosas que no voy a hacer nunca, no voy a pasar 4 jugadores porque no hago esas cosas ni la voy a hacer nunca. Lo que me caracteriza es la entrega y correr”, manifestó.

Acerca del contacto con la institución de calle San Nicolás 44, el ex Blanco explicó que el primero en comunicarse fue Nasta, el director técnico: “Con Gabriel hablé hace dos sábados, que me dijo que existía la posibilidad, que me tenía en cuenta, que se podía dar. Una charla en la que me quedé muy conforme con él, con su sinceridad. Se tomó sus días saber realmente la posibilidad que estaba teniendo, y hoy al menos de palabra ya se pudo hacer todo”, aseguró, y enseguida agregó la etapa con la CD: “Me llamaron de parte de la dirigencia, hablé y dije que sí porque priorizo netamente lo deportivo, el crecimiento, no me costó, ni siquiera pensé en decir que sí. Sí pensé durante todos estos días que estaba esperando que me llamen pero sabía que yo apunto netamente a lo deportivo y sí, la idea es arrancar mañana con todo”.

Sobre la divisional, el volante de 25 pirulos fue franco: “La categoría no es que la conozca porque sinceramente viendo los partidos no se llega a conocer. Sí he visto las transmisiones, me miraba los resúmenes y a mi primo lo seguí mucho tiempo pero conocerla personalmente, no la conozco. Creo que voy a poder afrontar bien, después el técnico dirá si estaré o no estaré pero es una categoría muy física, muy dura y la preparación física va a ser fundamental”, señaló.

En el final, Fausto no disimuló su felicidad: “Es una gran oportunidad, yo siempre sueño con más. A lo largo de mi carrera se me han cerrado bastantes puertas y hoy se me abrió una, yo tengo la máxima expectativa, la máxima esperanza, que voy a dejar todo donde me toque jugar, me toque entre los 18 o afuera. Yo me voy a brindar al máximo porque así me criaron, después si las cosas se dan o no se dan, no lo sé. Si no es acá, soy de los que piensan que hay otro camino, que hay que seguir luchando. Si el día de mañana no se abre ninguna puerta yo sé que di todo hasta el último día que pueda jugar una competencia deportiva”, avisó, y en la despedida le habló al hincha: “Esto es nuevo para mí, pero yo diría que apoyen al equipo, a los jugadores de la ciudad, a los que se sumen, que tengan fe que son todos chicos que nos vamos a matar por esta oportunidad. Más allá de la oportunidad que nos dieron nadie nos regaló nada para estar hoy acá. Dios quiera que todos los chicos puedan sumarse y estar con nosotros a partir de mañana mismo si es posible o cuando sea que arreglan. Espero que el equipo tenga sentido de pertenencia, que es importantísimo”.