El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

noticias de la categoría: FEDERAL A

Douglas 21/10/20

“Es una tarea ardua pero linda”

Juan Romero es una institución en Douglas. Salvo un breve período de interrupción, desde el 2010 es el entrenador de arqueros de los planteles del rojinegro, aunque en realidad su desembarco al club fue en el 2001 en épocas de pantalones cortos. En diálogo con La Gloria o Devoto, el oriundo de Villa Eloisa confesó la satisfacción que le representa realizar a diario un laburo tan silencioso como productivo para los distintos entrenadores, ya que en prácticamente todas las temporadas, los goleros del “Milan de Pergamino” se terminaron destacando. Además, el ex Defensores de Salto habló de la competencia sana que se genera y la actualidad de los porteros de hoy con vistas al próximo Federal A, Maza, Tantoni y Beiró. 

Ya es un clásico dentro de la institución. Es un trabajador silencioso, pero siempre está: “Yo llegué a Douglas en 2001 como jugador, y después en los distintos cuerpos técnicos como entrenador de arqueros”, comenzó la charla Juan José Romero, que arrancó una nueva pretemporada, esta vez rara por la pandemia: “Uno se tiene que ir adaptando a las circunstancias, obviamente depende del jugador y más habiendo décadas en el medio, ha cambiado muchísimo el entrenamiento. Hoy por hoy se trabaja distinto a mi época”.

Más allá de las actividades diarias en el campo de juego, el oriundo de Villa Eloisa aclara que varias veces su función es hacer de psicólogo: “En ciertas circunstancias sí, porque tuvieron que trabajar duro, a conciencia, siempre con un respeto mutuo, primero el trabajo y después que los rendimientos día a día queden superlativos y sean demostrados en el campo de juego”, aseguró, y con humildad, reconoció los motivos por los cuales los distintos guardametas que pasaron por sus manos siempre se destacaron: “Es el trabajo del día a día, la constancia, la perseverancia, y el hecho de saber que para poder rendir en otra categoría tienen que trabajar duro. Uno aporta su parte y después el esquema de juego que tiene el equipo hace que alguno haya tenido un nivel bastante importante”.

Para el ex Defensores de Salto, no sólo es una compleja misión mantener el rendimiento del principal, sino mantener motivado a los demás que componen el staff: “Lo que ha ocurrido que siempre han traído un número 1 y después en el trabajo, en la ardua tarea de convencer que puede atajar cualquiera de los tres, a veces ha habido una diferencia entre el 1 y el 12. Uno siempre trata de trabajar a conciencia e ir aprendiendo, el 12 y el tercer arquero del 1, que no se puede quedar con que el suplente y el tercer arquero están un escalón más abajo. En un principio sí hay diferencia pero después se van nivelando debido al trabajo, a la concientización de cada uno, de que es la manera de poder progresar, teniendo un arquero superior, y uno trata de igualarlo. A Douglas han venido arqueros de Primera División y siempre se aprende algo de ellos. Siempre está la premisa de ver cómo trabaja, cómo se desplaza, y son cosas importantes para el que no juega domingo a domingo y el día que le toque jugar porque el titular ha salido por expulsión o por lesión, el arquero de atrás ha estado a la altura de las circunstancias sabiendo que de un principio arrancaban de atrás. Esa es la satisfacción que tiene un entrenador con el cuerpo técnico, saber que hay jugadores que cuando los necesitás, están. Es una tarea ardua pero linda porque uno tiene una relación muy estrecha con ellos. Nosotros siempre trabajamos diferenciado del plantel y es una competencia sana en el cual el día a día los lleva a hacer crecer y fortalecerse en sus condiciones”, manifestó.

Haciendo un balance, Romero recordó al producto que más lo sorprendió en los entrenamientos: “Matías Dituro (temporada 2012-13), porque fue un jugador que vino y trabajó a pesar de que era segundo arquero y cuando hablaba con él o con otras personas destacaba sus actitudes y la verdad que no me equivoqué. Ha seguido progresando hasta el día de hoy. Matías Dituro fue el que mejor se acopló al trabajo y los resultados están a la vista”, indicó, y también se refirió al golero que más rápido mejoró y dio sus frutos: “Henricot por ejemplo. Cuando vino no vino bien, vino de jugar 5 partidos en 2 años y trabajó con muchas ansias y ganas de progresar, sabiendo que si tenía un buen año en Douglas podía usarlo de trampolín, y hoy está en la B Metropolitana y podría estar en Douglas tranquilamente por sus condiciones. Las condiciones del club, que hoy le da prioridad a los jugadores de la institución, hace que no, pero fue el que más creció en poquito tiempo”.

En el arranque de una nueva pretemporada de cara al próximo Federal A, el “Milan de Pergamino” confirmó un nuevo/viejo portero, tal el caso de Fernando Tantoni, que mantiene una excelente relación con los que ya están: “Influye porque el hecho de que haya sido segundo arquero de la institución junto con Nico Maza. Hoy por hoy tienen que trabajar, después el técnico dirá a quien le corresponde la 1. Yo tengo que trabajar lo mejor posible con los dos o a los tres junto con Beiró (Brian) y después el técnico decide quien está mejor. Hoy está con una luz de ventaja Nico Maza por el hecho de estar de antes y sabe cómo se trabaja y quizás el cuerpo técnico le da la posibilidad de ser el número 1”, señaló el santafesino de 53 años, y habló sobre Maza, que asoma a calzarse el buzo de arranque: “No sé si la última oportunidad pero sí está en un buen nivel y los partidos que le ha tocado jugar lo ha hecho bien. Es una persona joven que dice ´bueno, acá estoy yo presente`. Hay arqueros de Pergamino y he trabajado duro para lograrlo. Cuando llegue Fernando Tantoni, saber que hay un arquero con características muy buenas y que quiere ser el 1, después dependerá de ellos donde quieren estar, en el arco, en el banco o en la platea. Eso dependerá del técnico y de la decisión que tomen los arqueros dentro del campo porque el trabajo del arquero es muy individual y notorio en las buenas y en las no tan buenas”.

En el cierre, Juan confesó el que más lo cautivó de los rivales que tuvo el rojinegro: “En su momento, el que estaba en Villa Ramallo (Defensores), Guido Herrera, un arquero impresionante y los resultados están a la vista, arquero de Selección y hoy en Turquía”, tiró, y finalizó con los detalles de las tares en las que pondrá énfasis en el corto y mediano plazo: “El trabajo que hacemos hincapié hoy es el trabajo de la coordinación y los arrojos, cosa que se ha perdido en este parate. Si bien los arqueros que están en la institución están trabajando hace varios meses en privado, todavía queda un tiempo apreciable para poder mejorarlo. Los partidos son los que te dan la soltura para decir ´acá estoy presente, este soy yo`”.