El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

noticias de la categoría: LIGA LOCAL

Prueba de jugadores de Boca Juniors 02/07/201811

“En Pergamino hay jugadores, hay que mentalizarlos”

El próximo miércoles estará en la ciudad Boca Juniors, que nuevamente llevará a cabo una prueba de jugadores con un grupo de entrenadores. Un experto en la materia, Walter Dimattía, organizador del evento, dialogó con La Gloria o Devoto y dio detalles de las evaluaciones que se realizarán, y de paso aprovechó para dar una opinión autorizada acerca del nivel actual de las divisiones inferiores del fútbol lugareño, y de sus individualidades. 

Walter Dimattía es el organizador de la llegada de las Divisiones Inferiores de un gigante del país y el mundo a la ciudad: “Tengo una amistad con Claudio Vivas y me llamó a través de sus colaboradores para ver si le podía hacer una prueba y yo accedí con gusto, ya que les voy a brindar la oportunidad a chicos de Pergamino y la zona para que tengan la posibilidad de entrar en el fútbol grande, como es Boca Juniors y el miércoles en horas del mediodía, va a haber dos miembros de captación de Boca realizando la evaluación en el club Argentino”, expresó el DT.

Acerca de la evaluación en sí, el ex ayudante de campo de Juan Echecopar y Juan Ignomiriello en Douglas, dio detalles de las edades de los players que se mirarán: “Es para las categorías 2002/03, 2004/05, y 2006/07. Estas últimas empiezan a las 12, la 2004/05 a las 13 y la 2002/03 a las 14 horas”, manifestó.

En cuanto a elementos en para asistir, Dimattía fue explícito: “Hay que llevar los botines y las ganas de jugar. Las pruebas son de 30-35 minutos y aquellos jugadores que interesan, los seleccionan y los hacen jugar otros partidos y como ha ocurrido otras veces si les gusta mucho van 1, 2 ó 3 días a Buenos Aires. Por lo general 3, con todos los gastos pagos y es una linda experiencia porque son 3 días en Casa Amarilla, entrenamiento en el predio que Boca tiene en Ezeiza, que es un ejemplo. Ese sería el segundo paso, y el tercero el fichaje”, indicó.

Consultado por la jerarquía que poseen los juveniles pergaminenses, el profesor las levantó: “El nivel es igual que en todas las ciudades, pasa que somos todos amateur. Clubes amateur con los problemas del amateurismo, que las condiciones para entrenar no son buenas en cuanto a infraestructura y a la asistencia al entrenamiento, y no se trabaja con esa exigencia que se necesita en el fútbol profesional, ese es el primer paso. Jugadores en Pergamino hay. Me tocó dirigir la sub 15 el año pasado, selección en categorías 91 y 92, categoría 93, y jugadores en Pergamino hay, pasa que hay que entrenarlos bien, hay que mentalizarlos, tener un plan adecuado, saber cuál es el fútbol que se va a jugar y darle la chance, porque si no les das la chance, hay chicos de 18, 19 ó 20 años que entran en una disyuntiva, porque ha pasado que el chico dice ´sigo intentando o me voy`. Deben haber visto en Douglas por ejemplo, que es el caso más notorio, que hay chicos de 18-19 años que tienen condiciones y no les dan la chance. Traen jugadores de afuera de igual o menor nivel que el juvenil y el chico termina desapareciendo. Pero jugadores en Pergamino hay y más en un fútbol como el de hoy, donde no hay jugadores que gambeteen. En el Mundial por ejemplo, salvo Messi, Neymar y algún otro, no hay jugadores que gambeteen. Hoy hay jugadores estándar y esos jugadores los formas en Pergamino también, no hay dudas”, aseguró.

En el epílogo, Walter respondió la duda sobre si le gustaría volver a dirigir: “Depende con qué gente se trabaje y cuál es el proyecto del club. Hoy en día me cuesta soñar. En mis inicios, fui al club Argentino en el año ´80 de la mano de Beto Cittadini. Yo fui con Héctor Chavero, que es del mismo pueblo que yo y lo conozco de toda la vida, y Beto decía estamos en el futuro Talleres de Córdoba. Hay que ver lo que son los sueños de un tipo laburador, buen tipo, que conoce mucho de la preparación física de un jugador, y hoy a mí me cuesta soñar, porque después de los sueños me llevé tantos golpes que me cuesta. Por eso digo, depende con quién, cómo, y aparte fundamental es que el chico formado no se sienta defraudado por uno, porque si yo defraudo al chico que le estoy enseñando”, concluyó.