El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

noticias de la categoría: PERGAMINENSES

La heroica de Atlético Tucumán 10/02/201711

“Uno se siente orgulloso de los compañeros”

Atlético Tucumán vivió una odisea en Quito al enfrentar a El Nacional en el Repechaje de la Copa Libertadores. El avión que debió trasladar al plantel antes del cotejo desde Guayaquil fue parado por la seguridad y la llegada el encuentro más importante en la vida del club corrió serio peligro. Sin embargo, un sinfín de situaciones increíbles hicieron que el Decano arribe al estadio, jugó con la casaca de la Selección Nacional sub 20, con botines prestados y ganó 1 a 0. Uno de los héroes, Bruno Bianchi, oriundo de Conesa y ex Douglas, contó desde Ecuador a La Gloria o Devoto la crónica de un hecho inolvidable. 

Por el Repechaje de la Copa Libertadores, Atlético Tucumán viajó primero a Guayaquil para horas antes del partido de vuelta ante El Nacional, arribar a Quito y así no sufrir con la altura. Sin embargo, la seguridad aeronáutica lo impidió por irregularidades en la línea área, y su presencia en dicho cotejo corrió peligro: “Hay un montón de detalles que han pasado que no se dicen. Nos pasaron muchas cosas y nosotros como grupo nos pudimos sobreponer a todo. Estábamos arriba del avión para salir y no lo dejaron despegar. Tuvimos dos horas arriba del avión, después nos hicieron bajar, ya se aproximaba la hora del partido, estábamos con muchos nervios, pero por suerte los dirigentes se movieron rápido”, explicó Bruno Bianchi, uno de los protagonistas de esta historia.

Gracias a una gestión de los dirigentes Decanos, y del Embajador argentino en Ecuador, Luís Juez, el plantel pudo viajar, aunque con los minutos contados arribó a la Capital de ese país y se subieron a un micro que los trasladó a la cancha en tiempo record: “En un momento empezamos a gritarle al colectivero porque ya te daba miedo. Cómo doblaba y cómo íbamos era impresionante, se movía para todos lados y encima nos íbamos cambiando todos ahí arriba, era una locura”, confesó el marcador central.

Una vez en el estadio, el oriundo de Conesa y sus compañeros recibieron la colaboración de la ropa de la Selección Argentina sub 20 que está disputando el Sudamericano en ese suelo, y sus elementos: “Nos salió la infancia de adentro a todos. Cuando llegamos no había llegado la utilería, así que tuvimos que pedir todo prestado. Yo jugué con batines más chicos porque no había talle. Hoy me duelen todos los dedos, pero pudimos hacer un pasito más para la fase de grupos”, aseguró.

Sobre el encuentro en sí, Bianchi entiende que todo lo que les tocó atravesar hizo olvidar en gran parte los 2800 metros de altura: “Hoy cuando veíamos las repercusiones de todo lo que vivimos uno se siente orgulloso de los compañeros. Había muchos familiares que se tuvieron que quedar en Guayaquil pero nos daban todo el aliento. Todos esos detalles hicieron que la bronca aumente y salió un partido excelente. El equipo estuvo bien parado en todas las líneas, no nos crearon situaciones y nosotros tuvimos bastantes”, manifestó.

Más allá de la epopeya, el ex Douglas ya mira lo que viene, que es la instancia final para ingresar a los grupos del certamen Continental: “Ahora llegar a Tucumán y ya a pensar en Juniors, que es un rival muy difícil y hay que hacer las cosas el doble de bien para poder pasar de fase. Sabemos que en Tucumán la gente está muy contenta pero nosotros tenemos que trabajar el doble para lograr el objetivo de entrar al grupo”, indicó.

En el cierre, consultado sobre si éste fue de los triunfos más significativos de su carrera, lo analizó: “Es una de las victorias más importantes por cómo se vivió, por las cosas que pasamos. Esta anécdota te queda para toda la vida porque no es muy casual que pasen en el fútbol. Como victoria tengo bastantes importantes en mi vida, el ascenso con Douglas, el ascenso con Atlético, pero como anécdota y por lo que vivimos puede ser que sea la más recordada”.