El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

noticias de la categoría: PERGAMINENSES

Pergaminenses 22/12/201711

“Este año fue increíble”

Mateo Levato vivió un 2017 impensado. De irse al descenso con Argentino en el Federal B, fue a Los Andes a una prueba casi al límite con la edad, la rompió en Reserva, debutó en la Primera del Milrayitas, y hasta convirtió un gol en la B Nacional. En diálogo con La Gloria o Devoto, el sobrino de Diego y Mauricio realizó un balance de una temporada intensa, aunque mantiene los pies sobre la tierra, ya que tiene como objetivo seguir aprendiendo y consolidándose dentro del equipo de cara al segundo semestre. 

En noviembre del 2016, Mateo Levato jugó su último partido en Argentino, en una derrota (ante Barracas de Colón 1 a 0) que consumó el descenso al Federal C. Sin embargo, en pocos días todo cambió en la vida del atacante: “Este año fue increíble. Probar en Los Andes, jugar en Reserva y después meter el gol en Primera, ahí pensaba todo lo que viví el año pasado y no lo podía creer”, arrancó la entrevista.

Más allá de esa alegría, el sobrino de Diego y Mauricio efectuó un análisis de la modificación en el rumbo que dio su vida al mudarse a Lomas de Zamora: “Te cambia un poco la cabeza, porque uno estaba con su familia, con los amigos, y se trata de darle tiempo a todo. Y allá solamente tenés el fútbol, de mejorar en ese aspecto y pasar bien el rato con los chicos de allá”, aseguró.

Llegando a julio, Levato fue promovido al plantel superior y no desaprovechó su oportunidad: “Cuando me llamó Aníbal Biggeri, que estaba a cargo de la dirección técnica, me tocó ir con mucha calma, pensando en todo lo que había hecho este año y en los anteriores, e imaginaba en que ya me iba a llegar la oportunidad, y por suerte el entrenador de Reserva agarró la Primera junto a Gaby Lobos, el manager, me dieron la chance y tuve la suerte de meter un gol”, señaló.

La noche del 31 de ese mes en San Luís quedará grabada en su mente para siempre, cuando Bogado le puso la pelota en la cabeza con el centro, y el ex Douglas y Argentino anotó el empate frente a Estudiantes a los 44´ para su conjunto: “Se me pasó de todo, la familia, cómo llegué hasta ahí, no lo podía creer cuando metí el gol. Fue una locura”, recordó.

Sin embargo, tras ese arranque prometedor, desembarcó Sergio Rondina al banco del Milrayitas, y con él arribaron dos experimentados centrodelanteros, como Miranda y Cérica, y sumado al consagrado Linás, el pibe miró casi todo el semestre desde afuera: “Me lo tomé con tranquilidad, siempre pensando en crecer. Si podía estar, mejor, esperando la chance, porque sabía que era cuarto o quinto 9. El técnico nuevo trajo muchos refuerzos”, manifestó.

Ya de vacaciones, Mateo disfruta de este momento inimaginado, aunque igualmente traza sus metas de cara a lo que resta del campeonato de la máxima categoría de ascenso: “El objetivo es consolidarse como titular en el primer equipo y ahí ir creciendo”, cerró.