El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

noticias de la categoría: PERGAMINENSES

Pergaminenses 30/12/201711

“No pensaba que Desamparados era tan grande”

El enorme Gabriel González, hoy en el “Puyutano” de San Juan, pasó por los micrófonos de La Gloria o Devoto y realizó un balance de la primera parte del torneo en el elenco de Raúl Antuña, que clasificó a la zona campeonato, e irá por todo en el segundo semestre. Además, el “Bibi” mostró su tristeza por la pérdida de la categoría de Douglas, y confesó que recibió el llamado de Mauricio Levato para ser refuerzo tras el descenso, aunque luego de hacer esfuerzos denodados con el objetivo de romper el vínculo, no lo dejaron salir del Verdiblanco. 

Tras un par de campañas destacadas en Unión de Villa Krause, Gabriel González fue llamado por Desamparados y se convirtió en uno de los refuerzos estrellas en un equipo que consiguió la clasificación a la etapa campeonato: “No pensaba que era tan grande. Es impresionante que la cantidad de gente que va a la cancha, la presión que tenemos, porque el año pasado fue el primer Federal A desde el ascenso y en la última fecha se salvaron. Y este año han traído 20 refuerzos y está la responsabilidad de conseguir el objetivo. Hemos clasificado, estamos muy bien, pero eso no significa nada, hay que seguir, trabajar duro en la pretemporada porque nos tocó una zona durísima como todas, y trataremos de hacer lo mejor para primero clasificar entre los 2 ó 3, y después tratar de buscar el objetivo”, explicó el delantero.

Sin embargo, en su mejor momento en el conjunto de Raúl Antuña, el “Bibi” sufrió la fractura del hombro, y no pudo estar en todos los cotejos: “Todavía me duele, me molesta. Estoy con rehabilitación, fortaleciendo. Y como tenemos un equipo en el que no fuimos regulares, llegamos a la última fecha donde teníamos que ganar sí o sí para clasificar, y como que me obligaron a infiltrarme y a estar. Por suerte no pasó nada y pude estar, obviamente sabiendo que estaba fracturado ya, y pudimos clasificar”, manifestó.

En el comienzo del 2018, el “Puyutano” arrancará con fixture que puede marcarle el rumbo y las pretensiones de ascenso: “Es una zona dura. A Estudiantes de Río Cuarto le ganamos las dos veces, es un equipo raro, porque después no perdió más. Alvarado ni te cuento, y Gimnasia sabemos cómo es, que le cobran a favor las cosas, es complicado, y aparte tienen un equipazo. Si arrancamos bien, ganando los partidos que tenemos que ganar, vamos a tener chances de clasificar”, indicó el ex Huracán de Tres Arroyos y Godoy Cruz.

Antes de empezar el certamen con su nuevo club, González recibió un llamado de Mauricio Levato para incorporarse a Douglas, aunque no prosperó por un detalle no menor: “Sí, hubo un llamado. Lo que pasa es que yo había firmado un contrato en San Juan 5 fechas antes que terminara la B Nacional, y antes de irme de vacaciones quería firmar para quedarme tranquilo y que no se den vuelta las cosas, como me ha pasado un montón de veces. Cuando se produce el descenso me llamó Mauri y algunos dirigentes. Intenté todo lo posible para volver porque era una posibilidad muy linda, ya que siempre quise volver y nunca me han dejado. Los dirigentes de allá no quisieron y no pude venir, pero hice todo lo posible y me quedo tranquilo que busqué por todos lados romper el contrato y no me quedó otra”, señaló.

Igualmente, al oriundo de General Gelly le deja algo de impotencia, ya que cuando él pretendió el retorno, siempre se le negó: “4 ó 5 veces quise volver. Ya me había instalado acá después del ascenso, no me quería mover más, me quería retirar en Douglas, pero nunca quisieron. Seguramente habrán pensado que no estaba para jugar la B Nacional, y hoy me doy cuenta que estoy bien y que podía jugar tranquilamente, o estar en el plantel. No pedía jugar o ir al banco, sólo quería estar en el plantel y en Pergamino y en Douglas. Las cosas se dieron así, ya está, no hay que decir más nada. Me quedé con las ganas, siempre lo sigo y voy a seguir siendo hincha de Douglas a pesar de algunos no han querido que yo viniera”, tiró.

En el cierre, Gabriel se refirió a sus sensaciones al producirse la caída del rojinegro desde la B Nacional a mediados de este año: “Fue una tristeza muy grande después del sacrificio que hicimos con todos los chicos que nos tocó ascender. Fue muy duro porque el club estaba muy bien en la categoría. Nadie quería eso, pero se dio y ahora hay que volver lo más rápido posible. Está complicadísimo, y esa vez nosotros estábamos muy fuertes, con un plantel con mayoría de chicos de acá, con un par que se habían integrado muy bien a nosotros. Hablo y se pone la piel de gallina, pero es así. Estábamos muy bien como grupo, y teníamos un equipazo. Se nos dio todo. Por eso fue muy duro, porque uno nunca quiere descender, este es un club grande, con mucha gente. Nos tocó y ahora hay que volver”, finalizó.