El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

noticias de la categoría: PERGAMINENSES

Pergaminenses 10/04/201811

“No pensábamos que nos iba a pasar”

El defensor pergaminense de Estudiantes de Río IV, Marcos Lamolla, dialogó con La Gloria o Devoto y habló de los hechos ocurridos el sábado por la noche en su cancha ante Central Córdoba de Santiago del Estero, donde se vieron claramente perjudicados por el árbitro, Luís Lobo Medina, y tras varios fallos en contra se armó un tumulto generalizado, el cual consumó la suspensión del partido con el resultado 2 a 2 en el descuento. El “Polaco”, se mostró más tranquilo con el paso de las horas, aunque mantiene la bronca por lo ocurrido. Igual, mira para adelante y quiere seguir dando pelea en el torneo. Además, tocó su momento personal, y la chance de jugar en Douglas. 

El pasado sábado en Río Cuarto, Marcos Lamolla pasó una noche difícil de olvidar, donde luego de ir ganando 2 a 0 ante Central Córdoba de Santiago del Estero un duelo clave por la zona campeonato del Federal A, su equipo fue ampliamente perjudicado por el juez, Luís Lobo Medina, y con el juego 2 a 2, tras una jugada polémica, se armó la hecatombe y el match se suspendió: “Pasan las horas y uno está más tranquilo porque ya pasó y no se puede hacer nada. Es la única manera que tenemos de capitalizarlo a favor para encarar lo que nos falta. Sabemos que en el Pentagonal quedamos muy lejos, a pesar de que hay una mínima chance para este primer ascenso, sabemos que hay otra oportunidad y debemos afrontarla lo más fuerte posible”, explicó el defensor.

Más allá de sus años en el fútbol, el “Polaco” nunca imaginó que podría desencadenarse algo similar: “No pensábamos que nos iba a pasar. Hemos ido a otros partidos sabiendo que había una posibilidad, habíamos hablado de no hacernos sacar amarillas, de no hablar con el árbitro. Hay situaciones en las que las cosas están en contra, y se sabe que para ganarlo hay que hacer un partido perfecto, meter 3 goles para que no pueda pasar nada. El otro día hicimos un gran partido y no pensábamos que nos podía pasar, más de local y de la manera que nos pasó. Desde el minuto 1 sacando amarillas, cobrándonos todas las divididas, hasta el penal que nos cobró en contra, la expulsión a un jugador nuestro, el penal que no nos cobró a favor. Fueron muchas cosas en un solo partido”, tiró.

A pesar de ser harto damnificados por la actuación del juez tucumano, los jugadores del celeste se la bancaron hasta el final, aunque la acción del epílogo los sacó de quicio: “Más allá de todo al partido lo levábamos más o menos bien. Pero en esa última jugada, donde no nos dieron un claro penal, desbordó todo. El mismo árbitro no sabía qué decir, el línea levantó la bandera porque lo quería cobrar. Los chicos que estaban en el banco fueron a hablar con el línea y les dijo `yo levanté la bandera para cobrarlo´. La situación fue una locura, se armaron un par de tumultos. No llegó a ser una batalla campal porque si no hubiese sido mucho peor. Por suerte no pasó a mayores, y hay que estar preparados para cualquier cosa, pero es difícil prepararse”, aseguró el capitán del conjunto de Vázquez.

Fuera del bochorno del cierre, lo destacable fue la actitud de Lamolla en todo momento: “Uno trata de capitalizar las cosas buenas y malas que hizo en su vida para que hoy sea mejor. En las protestas trato de tranquilizar a mis compañeros, y en los tumultos trato de calmar porque esto sigue y alguno tiene que tener la cabeza fría en esos momentos”, indicó.

Dejando atrás el tema principal, el ex Cipolletti habló de la chance futura de regresar a su ciudad: “No le cierro las puertas a nadie. A esta altura de mi vida voy a ir a la mejor opción que tenga y a un club que sea serio. Douglas es un grande la categoría y no lo veo descabellado. Por eso me voy a manejar de esa manera, porque es lo que necesito yo y mi familia, ya que son mis últimos años en el fútbol y quiero estar lo mejor pago que se pueda, esa es la realidad”, disparó.

Y sobre eso, Marcos confesó que recibió una comunicación de Dimattía una vez consumado el descenso del rojinegro: “Me llamó Walter, con quien tengo una relación muy buena, le expliqué y le dije la verdad, que era una opción muy buena, pero él me fue sincero: `mirá Marcos, no te puedo decir qué técnicos tenemos, ni qué plantel vamos armar, ni qué presupuesto vamos a tener´, me dijo. Y yo ya estaba en Río Cuarto, no había firmado pero había dado mi palabra y uno trata de cumplirla”, cerró.