El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

noticias de la categoría: PERGAMINENSES

Pergaminenses 02/04/2020

“Puede pasarle a cualquiera”

Si bien se crió y vivió casi toda su vida en Conesa, Flavio Ciampichetti nació en Pergamino. Por eso, desde Bélgica el delantero dialogó con La Gloria o Devoto y contó cómo transita la cuarentena en un país en el que existen infinidad de casos y varios fallecidos por el Coronavirus. “Champi”, recordó además su paso por Douglas en las inferiores, donde fue campeón, y su regreso en el 2010 para jugar el Argentino A. Sin embargo, el también ex Defensores de Villa Ramallo creció y hoy disfruta de la llegada al fútbol europeo, en el que viste la camiseta del Eupen. Por eso, a sus 32 años pretende continuar en el Viejo Continente, aunque dejó la puerta abierta con el objetivo de retornar al rojinegro alguna vez. 

Su infancia y prácticamente toda la vida la transitó en Conesa, Partido de San Nicolás. Pero Flavio Ciampichetti nació en otras tierras, donde su papá, el “Tanque”, jugó al fútbol y dejó su sello: “Mi viejo me contaba y me ha llevado a ver el Nacional y la única cancha que íbamos era a ver a Douglas y era una alegría que mi viejo nos llevara y son lindos recuerdos. La gente de Pergamino siempre me lo recuerda”, explicó el protagonista de esta historia.

Ya radicado en otro pueblo, “Champi” vistió la casa del rojinegro en inferiores, y luego retornó en el 2010 en el Argentino A: “Ese año en sub 23 salimos campeones y el día que falleció mi abuelo jugábamos con Juventud y le dije a mi viejo que me iba a quedar acompañándolo y me dijo ´andá, si tu abuelo quería que juegues a la pelota`, y le dijo a un compañero que me acompañe esos 4 kilómetros y salimos campeones. Los chicos fueron a festejar al centro y yo no tenía ganas ni plata y nos volvimos con mi amigo, contentos. Después en la segunda etapa tuve de compañeros a Mauri, Diego (los hermanos Levato) que los tenía de rivales y la verdad tengo un gran recuerdo de esa época”, señaló.

Hoy, a los 32 años y afianzado en el fútbol europeo, el ex Defensores de Villa Ramallo no se la cree y no se olvida de la voluntad que tuvo: “Miro y me acuerdo de todo. Caminábamos 3-4 kilómetros desde la ruta (intersección de la 32 y 188) a la cancha de Douglas y a veces una señora me llevaba y al pueblo me volvía a dedo. Hacía dedo en el cruce y un día caía en una camioneta y otro en un fitito, y los chicos se cagaban de risa. Uno con esfuerzo y porfiado un poco siempre trataba de vivir del fútbol y en un pueblo es diferente que el de la ciudad que tiene más cosas, pero uno trata de aprender de todo”, aseguró.

Ciampichetti juega actualmente en el Eupen, de la Primera de Bélgica, aunque al igual que en todo el mundo, están de cuarentena: “Acá estoy con mi familia. Mi mujer Martina, con mi hija Umma de 4 años, y mi hijo de un 1 año. Estamos encerrados y con esta convivencia me aferro mucho a los nenes, que uno por ahí con los entrenamientos y demás no se puede ver cómo crecen tan rápido los chicos. Estoy disfrutando de eso y de entrenar para no estar parado para lo que viene. Ahora se me termina el contrato pero uno siempre trabaja para lo que viene”, expresó.

El centrodelantero dio más detalles de la localidad en la que reside, y los avatares que le toca atravesar con la comunicación: “Es una comunidad más cerca de Alemania, se habla alemán, francés y flamenco. En el colegio de mi hija se habla francés pero más apegado a la cultura alemana. En el plantel hay muchas nacionalidades. Una vez fue a entrenar un japonés, hincha de Boca, y estaba estudiando un poco español y los dos no hablábamos en inglés y nos entendíamos por señas, y el técnico se reía porque no entendía cómo nos entendíamos. Ahora el japonés volvió a jugar en su país y está con Desábato, el que jugaba en Vélez, y me mandó una foto tomando mates con el otro chico”, tiró.

En su país, existe una tasa amplia de casos y más aún de fallecidos por el Coronavirus. No obstante, “Durazno” mantiene la tranquilidad: “No estoy tan al tanto porque no prendo las noticias. Acá en el pueblo que estoy yo no hay ningún caso, pero desde el club nos obligan a encerrarnos y hay que tomar las precauciones porque puede pasarle a cualquiera. Me puso re contento que en Argentina hayan tomado esas medidas y uno se comunica con la familia y aconseja de que se queden en casa, pero me gustó las medidas que se tomaron porque es la realidad que estamos viviendo”, afirmó.

Quien también vistiera las camisetas de Brown de Madryn y Quilmes, confesó que habla permanentemente con su familia y los aconseja: “Vi, me mandan fotos. Es una tristeza, pero hay que cuidarse, tomar las precauciones. En el pueblo no pasó nada pero sí en el país. Acá estamos más cerca de Alemania que de Bruselas y tomamos precauciones y estamos en la casa”, sintetizó.

En el epílogo, Flavio se refirió al futuro: “Mi idea es seguir acá. Este año no me tocó jugar mucho, me costó la adaptación al principio. Es otro fútbol, más rápido, y mi idea es seguir acá. Todo depende de los rendimientos y es paso a paso. Uno se va preparando para lo que viene”, manifestó, y para finalizar no descartó un regreso al “Milan pergaminense”: “Me acordaba que me tuve que ir cuando estaba puntero y fuimos a festejar con la hinchada, pero no aguanté las lágrimas y me fui al vestuario, y Diego Levato me dijo ´fuiste un animal para el grupo, tuviste muchos huevos`. Siempre es lindo volver a los lugares y está cerca de mi pueblo. A Douglas siempre le deseo lo mejor y siempre dejo la puerta abierta en los clubes donde estuve”.

El ex Douglas pretende continuar en Bélgica (Fotos: Flavio Ciampichetti).