El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

noticias de la categoría: PERGAMINENSES > ARGENTINO A

Pergaminenses 07/06/201211

“Nos dejó afuera un equipo muy amarrete”

El volante de Central Norte de Salta, Ramiro Jorge, dialogó con La Gloria o Devoto luego de quedar eliminado con su elenco del Argentino A a manos de Sportivo Belgrano de San Francisco. El pergaminense, antes de regresar a vacacionar a su ciudad, hizo un balance de su última temporada y contó qué espera para su futuro futbolístico. Además, detalló cómo vivió el ascenso de Douglas, dirigido por su padre, Omar.

Ramiro Jorge desplegó su fútbol este año en una de las instituciones más populares del país, como lo es Central Norte de Salta. Sin embargo, todavía le dura la amargura por la reciente e injusta eliminación del certamen ante Sportivo Belgrano de San Francisco: “A través de los días uno va sacando la bronca. Perdimos una clasificación que teníamos prácticamente ganada y en 8 minutos nos dejó afuera del campeonato un equipo muy amarrete, que jugó de local y de visitante con un solo punta”, arrancó la entrevista el volante.

El sinsabor perdura aún en la mente del pergaminense, quien no encuentra explicación por lo que se les escapó: “En el partido de ida le podríamos haber hecho 4 ó 5 goles. Antes de terminar el primer tiempo nos hacen un gol y nos empatan, y después, en el último minuto del partido llegaron al descuento cuando estábamos 3 a 1. Era para ganarlo por 2 ó 3 tantos de diferencia, por eso la bronca, porque en los 180 minutos fuimos muy superiores ante un equipo que no propuso nada”, disparó.

En su primera experiencia en el norte del país, Jorge hizo un análisis de los seguidores del “Cuervo”, a quienes considera exigentes: “Central Norte es uno de los equipos que más gente tiene, junto con Juventud Antoniana. Es una hinchada muy especial, mientras se ponga actitud, ganes y dejes todo, está todo bien. Con Sportivo Belgrano triunfamos 3 a 2 y le pegamos un baile bárbaro, fue el mejor partido de la temporada, y la gente se fue normal, como si hubiésemos ganado jugando mal. Podés perder y dejar todo, y te aplauden, por eso siempre hay presión, los hinchas quieren ascender sí o sí”, explicó.

En cuanto a su performance individual, el ex Douglas y Juventud se mostró conforme con lo hecho: “A principio me costó adaptarme. Empecé jugando, después no tanto. Cambió el técnico y me dio más posibilidades y jugué mucho más, y en el último tiempo terminé bien. Me adapté al juego del nuevo entrenador y culminé de titular en los últimos partidos, que es lo que queda en la retina de todos, por eso creo que fue positivo”, aseguró.

Sobre lo que viene, Ramiro vive incertidumbre, ya que todavía está fresca la eliminación y además el campeonato aún no finalizó: “Me tengo que reunir con el presidente acá para solucionar unos temas y ver qué pasa. Ofertas por ahora no tengo porque el campeonato sigue, por eso creo que la otra semana se va a empezar a mover todo”, indicó.

En el final, contó cómo vivió el cotejo definitorio entre Douglas y Crucero del Norte, el cual significó la consagración del equipo dirigido por su padre, Omar: “Escuché el partido desde acá con dos compañeros de Central Norte con unos nervios bárbaros. Cuando terminó intenté llamarlo a mi viejo y no podía comunicarme y cuando pude hacerlo, era un desmadre todo, mucho grito, muy contentos. Lo felicité, Douglas es un grande que se merecía estar en la B Nacional, por su gente y por el gran equipo que tenía”, culminó.