El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

noticias de la categoría: PERGAMINENSES > ARGENTINO B

Pergaminenses 02/07/201311

“Hice las cosas bien para hoy poder estar acá”

Ezequiel Zaldúa partió desde Pergamino hace un año para jugar en el ignoto Huracán de Gobernador Gregores el Argentino B, donde a pesar de irle mal al equipo, él convirtió 7 goles. Eso le valió pasar en enero a la CAI, con el que el pasado domingo logró el ascenso al Argentino A.  Y en diálogo con La Gloria o Devoto, el artillero mostró su felicidad por el título, y contó qué será de su futuro futbolístico.

Diego Ramos, un ex compañero suyo en Argentino, lo llamó y también convenció a Ezequiel Zaldúa para hacer más de 2700 kilómetros e irse al Sur a disputar con Huracán de Gobernador Gregores el Argentino B: “Es algo que no me hubiese esperado nunca jamás. Tomé la decisión de irme para Gregores sin demasiado tiempo para pensar, y ahora estoy festejando un ascenso en la CAI”, explicó el delantero.

Acerca de los primeros 6 meses de la temporada en el Globo, el ex Atlas contó sus sensaciones cuando su elenco perdía abultadamente, pero él no paraba de convertir tantos: “No podíamos lograr los resultados que queríamos, pero por otro lado tenía la alegría personal porque en pocos partidos pude convertir goles. Hice las cosas bien para hoy poder estar acá, siempre trato de hacer lo mío de la mejor manera posible, pero si cuando estaba en Gregores, pensaba que hoy iba a estar acá festejando un ascenso, ni me lo imaginaba”, confesó.

En la reapertura del mercado de pases en enero, y en plena lesión (se quebró el quinto metatarsiano de su pie izquierdo), la Comisión de Actividades Infantiles se lo quiso llevar a pesar de su estado, aunque todo pareció derrumbarse cuando en el Azzurro asumió Víctor Zwenger, un coach que lo borró en Juventud: “El técnico que me pidió acá en la CAI, justo que se da mi llegada fallece-Fabián Salazar- y arregló Víctor, y se me cruzaron muchas cosas por la cabeza, pero con el transcurso del tiempo se fueron amoldando a lo que yo esperaba, y por suerte estoy conforme”, indicó Zaldúa.

Consultado sobre su aclimatación a Comodoro Rivadavia, el centroatacante habló de las complicaciones lógicas del inicio, pero que luego se amoldó: “Tiene un clima muy particular. El viento no cesa y la cabeza juega un rol importante, uno se fastidia. Pero con el tiempo me fui acostumbrando y hoy por hoy lo siento como mi casa”, manifestó.

En el cierre, Ezequiel se refirió a su futuro, y lo que vendrá desde ahora: “He recibido algunos llamados gracias a Dios, y tengo un vínculo todavía con la CAI. La ilusión de jugar en las categorías superiores está, así que nos sentaremos a hablar con mi familia y amigos, y decidiremos qué haremos”, culminó.