El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

noticias de la categoría: BUENOS AIRES

Mar del Plata 201211

Sin diferencias

En un nuevo cotejo de verano, Estudiantes y River igualaron el sábado por la noche sin goles en Mar del Plata, en un partido aburrido y desprolijo. Más allá del cero, no se notó la variación de categorías entre los dos elencos, ya que ninguno pudo prevalecer sobre el otro. Los mejor: la inmensa cantidad de público que asistió, brindando color a las tribunas. La Gloria o Devoto estuvo en el Minella y presenta las imágenes del match.

En la previa prometieron mucho, pero a la hora de los papeles, Estudiantes y River quedaron en deuda con los hinchas. Porque por más que ambos presentaron lo mejor que tienen en cuanto a plantel, la dureza de las piernas, propio de la intensa pretemporada que ambos están desarrollando, tuvo mucho que ver en la cuestión.

Los dos trataron de ser prolijos a la hora de distribuir, pero el balón casi siempre estuvo afuera y nunca encontró el destino deseado. En River, Abecasis, Ocampos y Sánchez mostraron una cara desconocida en sus rendimientos, mal con la pelota, y sin determinación. Lo mismo en el “pincha”, que si bien contó con algunos chispazos de Verón, tanto Gastón Fernández como Mariano González, los enlaces, se vieron imprecisos e intrascendentes.

La competencia que los dos planteles acarrean de sus categorías, no se vio reflejada en el césped del Minella. El “Millonario”, a pesar de tener rodaje de B Nacional, jugó de igual a igual ante un conjunto de la máxima división.

Un tiro desde afuera de la “bruja” Verón fue lo más inquietante de la primera mitad, el cual fue resuelto de buena manera por Vega, que la mandó por arriba del travesaño. Además, Boselli, otro desconocido, remató desviado desde adentro del área en buena posición.

La nota negativa para los de Ascónzabal en ese período fue a lesión de Germán Ré. El stopper por izquierda albirrojo sintió un pinchazo en el aductor tras disputar una pelota parada, y debió abandonar el campo por el juvenil Gissi.

La segunda parte estuvo de más. Casi no hubieron aproximaciones a los arcos, y lo mejor se vio en las tribunas, donde de uno y otro lado vivieron un duelo muy particular, con cánticos y cargadas de todo tipo, pero siempre dentro de lo tolerable.

Promediando ese último acto, se fue ovacionado Juan Sebastián Verón, que comenzó a despedirse del fútbol, ya que, tal lo anunciado por el propio volante, en junio dejará la actividad profesional.

Así se fue otro encuentro de verano, que no muestra buenos espectáculos dentro de la cancha, pero sí fuera de ella. El próximo compromiso será el miércoles, cuando en el mismo escenario, se medirán Boca y San Lorenzo.

Ver todas